MESA DE REDACCIÓN

Millones volantes

Asier Diez Mon - Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

TODAVÍA en shock por la vorágine de ingresos y gastos en la se ha metido el Athletic por mor de la ocurrencia de Guardiola de pagar la astronómica cláusula de Laporte, me vi hace unos días en el trance de tener que explicar a mi hijo de nueve años por qué tenemos en casa el corazón zurigorri. La pregunta, en realidad, no fue tan directa. Jugaba, por decir algo, el Athletic contra el Girona. El duelo era de salida poco atractivo, así que lo envolví en una convocatoria más tentadora -patatas fritas y chuches- para asegurar que la televisión estaría disponible en casa y que nada podría hacer zozobrar mi plan de domingo lluvioso por la tarde. La cuestión es que en el minuto 20 de la primera parte, cuando el barco ya hacía agua por todos los lados, el crío disparó su cañonazo: ¿Aita, el Athletic ha jugado alguna vez un poquito bien? Que formulado de otra forma viene a ser: ¿Qué estamos haciendo viendo este truño? ¿Por qué tenemos que ser del Athletic cuando hay tantos equipos donde escoger? Respondí que por supuesto que el Athletic ha jugado bien en alguna ocasión y hasta puse ejemplos de ello. Sin embargo, supe que no me quedaba otra que salir a la calle a ver cómo terminaba el choque, que más bien fue un encontronazo. Y mientras asistía en el bar al despropósito en el juego, me pregunté si todo lo que ha sucedido las últimas semanas, con tantos millones pasándonos por encima de la cabeza como platillos volantes, no habrá cambiado para siempre lo que supone ser del Athletic.