torneo de parejas

La hoguera de Tafalla

Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta apuntan a las semifinales del Parejas tras vencer a Artola-Ibai Zabala en un encuentro con poco brillo

Igor G. Vico - Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Duración: 60:20 minutos de juego.

Saques: 3 de Artola (tantos 6, 10 y 14).

Faltas de saque: Ninguna.

Pelotazos: 508 pelotazos en juego.

Tantos en juego: 9 de Ezkurdia, 4 de Zabaleta y 2 de Artola.

Errores: 1 de Ezkurdia, 9 de Zabaleta, 5 de Artola y 4 de Ibai Zabala.

Marcador: 1-0, 1-1, 2-3, 3-3, 3-4, 4-4, 8-5, 8-8, 9-8, 10-9, 10-10, 11-10, 12-11, 13-11, 21-12 y 22-15.

Botilleros: Ejercieron de botilleros Jon Apezetxea (con Ezkurdia-Zabaleta) y José Ángel Balanza ‘Gorostiza’ (con Artola-Ibai Zabala).

Incidencias: Partido correspondiente a la duodécima jornada de la liguilla de cuartos de final del Campeonato de Parejas de Primera de la LEP.M disputado en el frontón Ereta de Tafalla. Buena entrada. El festival tuvo que comenzar con unos minutos de retraso por la humedad registrada en el frontón. En el primer partido, Agirre-Iturriaga ganaron a P. Etxeberria-Jaunarena (22-14).

Bilbao - Joseba Ezkurdia y José Javier Zabaleta acarician la liguilla de semifinales del Parejas de Primera. Al dueto de Sakana, que cosechó ayer en Tafalla una victoria sin brillo, se le están alineando los astros en la presente jornada y les vale con esperar una victoria de Elezkano II-Rezusta hoy en el Beotibar de Tolosa. Si los de Aspe triunfan ante Laso-Albisu, la siguiente fase de la competición quedará definida a falta de dos jornadas de juego. Y es que, en el arrastre, clasificarán directamente a los de Sakana, a Altuna III-Martija y a Olaizola II-Imaz. Todos ellos tienen siete puntos y partirían con ventaja ante la única posibilidad de triple empate con Urrutikoetxea-Ladis Galarza -pelotari que sigue siendo titular en el Parejas pero que no aparece en cartelera desde la segunda jornada-.

Ezkurdia y Zabaleta dejaron más que encarrilada ayer su senda a semifinales, sumando su cuarto triunfo seguido en el Ereta. El delantero de Arbizu puso la sobriedad en la hoguera de Tafalla. Las carencias de una combinación con un potencial alto como la de Sakana afloraron sin remisión. Zabaleta completó un encuentro para olvidar, en el que sumó muchos errores y, a pesar de terminar con cuatro tantos en su hoja de ruta, fue un manojo de nervios;mientras que Joseba sigue con problemas a la hora de construir el tanto en los cuadros alegres. Lo pudo solventar a base del castigo atrás y con la falta de yerros. Eso, con el punto y el tanteador -antes de empezar disponían de un -2 ante Urrutikoetxea-Galarza-, fue la mejor noticia para el dueto, que salió muy favorito frente a los suplentes Artola-Ibai Zabala y las pasó canutas hasta romper el partido.

Iñaki tuvo un aterrizaje forzoso en la competición después de estar sin jugar desde el 23 de diciembre y no encontrarse en los planes de Asegarce para el Parejas. En sustitución de Mikel Urrutikoetxea -mal de manos en sus dos herramientas-, al alegiarra le pusieron una trampa en Tafalla ante dos pegadores y no dio la talla en ataque. Sí que el guipuzcoano estuvo activo en defensa, pero se encontró con la falta de olfato de los renacidos. Entretanto, Ibai Zabala, asediado por un homólogo falto de imaginación pero que disfrutó con la pelota viva, sostuvo lo que pudo. De hecho, la solidez del berriztarra fue el sustento del choque.

En los primeros compases hubo más emoción que diversión. Los de Aspe se pusieron a mandar rápido y apuntaron a Artola, que únicamente terminó dos tantos en juego en toda la cita. Se registraron igualadas en el tercer y el cuarto cartón. Sucede que, pese a que los de Sakana se lanzaron en el luminoso (8-4), en una tarde trabajo acumulado para Zabala, al que atropellaba su pelota, la irregularidad de Zabaleta se tradujo en un perpetuo intercambio de cuero.

Artola y el berriztarra se agarraron al choque y empataron 8-8 y 10-10. Después, tras el 12-11 -un fallo con la diestra del de Etxarren-, Zabaleta recuperó un poco el tino y la diferencia se marcó: desfondaron al zaguero vizcaino y Artola siguió sin encontrar el colmillo. Se fueron 21-11 de un plumazo. Rodillo sin arquitectura. El final fue maquillaje hasta el 22-15. Así, Urrutikoetxea se queda con opciones remotas.