Vitoria 1 - Gernika 0

Un penalti con expulsión condena al Gernika

Los forales, con uno menos desde el tramo inicial, pierden por la mínima en la visita al Vitoria

Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

VITORIA: Areitio, Cipetic, López, Diego, Amelibia, Alfonso, Regis (Min. 81, Ibargoien), Azkue, Ibra (Min. 56, Lara), Sarriegi y Roger (Min. 74, Irazabal).

GERNIKA: Carrio, Kevin, Petxarroman, Berasaluze, Carracedo, Iker Bilbao (Min. 70, Etxabe), Güemes, Gorka Larruzea, Pradera, Abaroa (Min. 60, Olaetxea) y Santamaría (Min. 65, Ekaitz Jiménez).

Gol: 1-0: Min. 8;Cipetic, de penalti.

Árbitro: Daniel Baiges. Expulsó a Petxarroman, del Gernika, con roja directa en el minuto 7. Amonestó a los locales Ibra, López, Roger, Lara e Irazabal;y a los visitantes Güemes, Abaroa, Bilbao, Larruzea, Santamaría y Berasaluze..

Incidencias: Unos 300 espectadores en Olaranbe.

bilbao - El Gernika puso fin a su racha de tres victorias seguidas al caer en la visita a un necesitado Vitoria, en un duelo que vivió su momento clave nada más empezar. Y es que ni tan siquiera habían transcurrido diez minutos cuando se produjo la única diana del partido, materializada por Cipetic de penalti. Por si eso fuera poco, desde ese momento los gernikarras tuvieron que afrontar el choque en inferioridad, ya que Petxarrroman se fue a la caseta en dicha acción. Pese a ello, fueron los forales quienes más cerca estuvieron de volver a mover el marcador, pero resultó imposible ante un rocoso rival.

En el once inicial de Jabi Luaces destacaba como novedoso el nombre de Güemes, uno de los fichajes invernales. Tan solo dos minutos necesitó el Gernika para poner a prueba a Areitio, que sacó una buena mano para desviar el latigazo de Santamaría. No obstante, pronto se le torció el asunto al cuadro vizcaino. Petxarroman derribó a Cipetic en el área y el colegiado señaló la pena máxima. El trencilla aragonés, de gatillo fácil como bien refleja la lista de amonestados, mostró la roja al lateral. Cipetic fue el encargado de ejecutarlo, con éxito. El duelo, sobre un terreno de juego en mal estado, continuó con mucha pelea en el centro del campo y escasas llegadas. Los forales se lanzaron a por la igualada en el tramo final de la primera mitad, en la que Areitio se alió con el larguero para mantener la renta tras un centro envenenado de Santamaría.

El segundo acto comenzó de forma similar al primero, con un intento de Santamaría y la respuesta del portero local. Era necesario contar los futbolistas vestidos de verde para verificar que los visitantes se encontraban con uno menos, ya que en el juego no se vislumbraba la diferencia. Luaces comenzó a mover su banquillo e hizo debutar a otro fichaje, el canterano realista Ekaitz Jiménez. Tras un remate suyo, a punto estuvo de remachar Etxabe, también recién saltado al campo, en el segundo palo, pero el balón salió lamiendo el poste. El empuje gernikarra obligó a cerrarse atrás al filial del Eibar, que supo mantener el candado y amarrar su primer triunfo de la segunda vuelta. - J. Baraja