piden usarlo para equipamiento público

Protesta vecinal tras el asalto al edificio de Vicinay en desuso

Los vecinos han reclamado en varias ocasiones su utilización por el barrio mientras se ejecuta el plan

Alberto G. Alonso - Lunes, 12 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

BILBAO - Vecinos de Zorrotzaurre se manifestaron ayer a mediodía frente al edificio de Cadenas Vicinay para pedir al Ayuntamiento de Bilbao que “antes de que se desmantele puedan usarlo para equipamiento público”, según informó Joseba Telletxea, uno de los residentes. La reivindicación no es nueva, pero cobra ahora más sentido ya que el inmueble al ser abandonado está siendo desvalijado por chatarreros.

El edificio de Cadenas Vicinay es uno de los inmuebles industriales que está previsto mantener dentro del plan de Zorrotzaurre. El Ayuntamiento contempla entre sus planes para la zona asumirlo para que sean instalaciones municipales de equipamiento público en un futuro. Por su parte, las asociaciones de vecinos de la todavía península vienen solicitando al Consistorio, desde hace al menos dos años, la posibilidad de usar este emplazamiento para desarrollar en el mismo diversas actividades del barrio hasta que no se rehabilite definitivamente.

Según argumentan los residentes en Zorrotzaurre, en la actualidad no cuentan con instalaciones para poder desarrollar diferentes talleres culturales o de ocio. Hasta la fecha, sin embargo, el Ayuntamiento no les ha dado su consentimiento.

Ahora, la petición de los vecinos viene avalada por una nueva circunstancia. Desde que el sábado el edificio de Vicinay Cadenas quedara totalmente abandonado está siendo saqueado por chatarreros que al enterarse que ya estaba abandonado para sacar todo lo que pueden de valor y arrasar con todo lo que hay dentro. Se da la circunstancia de que es un edificio que está pegado a las viviendas de barrio por los que los propios vecinos han podido ver cómo los asaltantes han entrado impunemente.

Aunque no han cursado ninguna denuncia ante la Policía Municipal lo que sí hicieron ayer es dejar patente su protesta manifestándose frente al edificio de Vicinay.

La convocatoria se transmitió por Facebook y fue secundada por un grupo de vecinos que volvieron a reclamar al Ayuntamiento que les cedan el inmueble para desarrollar sus actividades. El archivo de Vicinay Cadenas fue construido en 1958 por el prestigioso arquitecto Ricardo Bastida y en el destino del mismo se recogía que en sus miles de metros cuadrados se concentrarán diferentes usos de equipamiento público.