ataque de la coalición internacional

Estados Unidos causa un centenar de bajas en fuerzas pro Al Asad

Damasco asegura que el objetivo de Washington en Siria es apoyar al Estado Islámico

Susana Samhan - Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Beirut - Al menos un centenar de soldados de las fuerzas gubernamentales sirias murieron, según los medios rusos, en las últimas horas por un ataque de la coalición internacional liderada por Estados Unidos, que aseguró que fue en respuesta a una agresión contra sus aliados en la provincia de Deir al Zur, en el noreste del país árabe.

El Observatorio Sirio de Derechos Humanos informó de 45 fallecidos, algunos de ellos extranjeros, y de decenas de heridos en las filas de los leales al presidente sirio, Bachar al Asad. Por su parte, una portavoz de las Fuerzas de Siria Democrática (FSD) en Deir al Zur, Lilwa Ani, dijo que “entre treinta y cuarenta” miembros de las tropas gubernamentales perdieron la vida. Las FSD son una agrupación armada encabezada por milicias kurdas y que está apoyada por Washington. De acuerdo a la versión del Observatorio, la alianza internacional tuvo como blanco de su artillería y aviación posiciones de las fuerzas fieles al Gobierno de Damasco en los alrededores del pueblo de Jasham, al este del río Éufrates a su paso por Deir al Zur.

Esta intervención se produjo después de que estallaran combates en el área entre las tropas gubernamentales y las FSD. El director de la oficina de Información Pública de la coalición, el coronel Thomas F. Veale, apuntó en un correo electrónico que la alianza respaldó la pasada madrugada a las FSD, que tuvieron que defenderse de un ataque “no provocado” por parte de los efectivos gubernamentales sirios. Un respaldo que no realizan cuando el atacante es Turquía.

Durante estos sucesos, un miliciano de las FSD resultó herido, mientras que no hubo bajas en la coalición, subrayó Veale, quien añadió que no disponía de datos sobre las víctimas en las filas gubernamentales sirias.

Damasco emplaza a la ONU El Gobierno sirio afirmó ayer que “la agresión bárbara” llevada a cabo por la coalición de Estados Unidos contra fuerzas sirias en el noreste del país árabe revela el objetivo real de esta alianza, que es apoyar al grupo terrorista Estado Islámico. Así lo aseguró ayer el Ministerio sirio de Exteriores en dos cartas enviadas a la Secretaría General y el Consejo de Seguridad de la ONU.

En las misivas, el ministerio recordó que la pasada madrugada la coalición cometió “una masacre brutal contra las fuerzas populares sirias (milicias progubernamentales) que hacen frente al EI” en la provincia nororiental de Deir al Zur. Según las autoridades sirias, el EI todavía está presente en zonas entre los pueblos de Jasham y Al Tabia, en Deir al Zur, gracias a la protección de la coalición internacional y de sus aliados.

El ministerio acusó a aviones de Estados Unidos de haber atacado a las fuerzas populares que estaban luchando contra los extremistas y de haber causado decenas de muertos y heridos en sus filas. “Esta nueva agresión, que representa un crimen de guerra y contra la humanidad, además de un apoyo directo al terrorismo, afirma la naturaleza de las bajas intenciones de Estados Unidos contra la soberanía de Siria y la unidad de su territorio y de su pueblo”, indicó.

El ministerio aseguró que Washington emplea la lucha contra el terrorismo como pretexto para establecer “bases ilegales” en Siria. A su juicio esta actitud de Estados Unidos, que prolonga el conflicto en Siria, sirve a sus intereses, a los de Israel y a los de los terroristas