athletic - las palmas, esta noche a las 21:00 horas

Esperando que salga el Athletic

Recibe al Las Palmas con la obligación de ganar, meta que pasa por rescatar sus señas de identidad

José L. Artetxe - Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - La identidad del equipo que visita San Mamés es menos relevante cuando el partido se plantea como una oportunidad que de ninguna manera puede dejar pasar el Athletic para encontrar su propia identidad. Vienen los canarios de la Unión Deportiva, pero a quien la grada espera en realidad es a sus jugadores ejerciendo de Athletic. Esto consiste poco más o menos en mostrar una serie de rasgos a nivel colectivo que ni siquiera es preciso enumerar y que de plasmarse con unos mínimos de constancia e intensidad, deberían bastar para sacar adelante el compromiso y obrar una reconciliación entre quienes pisarán la hierba y los que ocuparán el aforo del campo. Estos, los aficionados, acuden con un brazo cruzado sobre el pecho y la mano del otro acariciando la barbilla, pero aplaudirán y cantarán en cuanto el equipo le ofrezca cualquier excusa.

Después de conseguir en las dos últimas jornadas un enfado subido y generalizado del entorno, al Athletic le queda el argumento del amor propio, que no es baza desdeñable en situaciones como la actual. La cosa va de salir, morder y no soltar la presa. En definitiva, llevar a la práctica el propósito de enmienda incubado en un vestuario (aquí se incluye la figura del entrenador, claro) consciente de que se halla muy lejos de satisfacer las expectativas más moderadas.

Con la paciencia del personal muy mermada, ya no hay palabras que valgan. El Athletic sabe perfectamente qué desarrollar para dar cumplida réplica al plan de Paco Jémez. Son equipos sin apenas puntos en común y como la Unión no se va a desviar un centímetro de la idea de su técnico, al Athletic le conviene mirarse en el espejo, reconocerse y desprenderse de las dudas.

varios cambios Tampoco es el día para especular sobre la alineación. Esta vez, máxime tras la broma de Montilivi, se da por supuesto que Ziganda apostará por los recursos que mejores sensaciones han transmitido, aunque haya sido irregular e insuficientemente: el dibujo clásico y en él aquellos hombres más habituales durante la racha de imbatibilidad. Se prevé la reaparición de Arrizabalaga y volverá asimismo De Marcos, no se sabe si en el lateral o en una posición ofensiva, al igual que Susaeta, Aduriz y Saborit, suplentes los tres el partido anterior. El compañero de Iñigo Martínez en el centro de la defensa sí sería un detalle a despejar.