entrenador de ud las palmas

El gusto de Paco Jémez por San Mamés

El canario, que no esconde su predilección por la afición del Athletic, confía en sacar algo positivo esta noche

Arkaitz Aramendia - Viernes, 9 de Febrero de 2018 - Actualizado a las 06:00h.

Bilbao - “Si vamos creyendo que están en un mal momento, empezamos a perder el partido antes de arrancar de aquí”. Así de claro y contundente se mostró Paco Jémez al ser cuestionado ayer por la delicada situación que atraviesa el Athletic. El entrenador de la Unión Deportiva Las Palmas, que suma dos victorias y tres derrotas desde que aceptó el reto de dirigir a un equipo a la deriva, subrayó durante su rueda de prensa previa al choque de esta noche que “sabemos que vamos a disputar un partido contra un rival muy difícil y que tiene un poderío físico espectacular”. “El Athletic es capaz de ganar los encuentros a través de muchas facetas”, agregó Jémez en relación al equipo de José Ángel Ziganda, remarcando además las notables diferencias que existen entre las cualidades de una y otra plantilla.

“Iremos a competir al máximo de nuestras posibilidades, pero no somos el Athletic en el aspecto físico, porque ellos tienen ocho o diez jugadores que superan el 1,85 y nosotros ocho o diez que no llegan al 1,70”, apuntó el técnico canario, quien añadió que “no podemos ir a competir con el Athletic en lo que ellos son muy buenos, pero tenemos virtudes que el Athletic no tiene y ahí podemos ganarles”. Jémez, no en vano, explicó que el conjunto bilbaino “corre lo que corre y salta lo que salta, pero nosotros hacemos otras cosas con el balón y en el fútbol no siempre sale beneficiado el más fuerte físicamente”.

El entrenador de Las Palmas también recalcó que debido a las urgencias que presenta su equipo en una liga en la que asoma en penúltima posición a tres puntos de la salvación “el empate y perder es casi lo mismo”. “Quiero que mi equipo sea capaz de ganar dos encuentros consecutivos, algo que todavía no ha hecho y es un reto que nos obligamos, aunque para ello debemos hacer muy bien las cosas en Bilbao”, apuntó asimismo Jémez, que no dudó en alabar la entrega y la intensidad de los hombres de Ziganda, toda vez que el Athletic “no te deja tiempo para pensar, juega con mucha intensidad y nosotros tendremos que tener mucho carácter y mucha personalidad para gestionar bien el balón, porque es así como podríamos encontrar huecos y hacer daño”.

En ello confía el técnico canario, convencido de que el envite que albergará hoy La Catedral será “lindo” y “sin reservas desde el inicio por ambas partes”. “Es además uno de los marcos más bonitos de la categoría. Da gusto ir a San Mamés y ver cómo te tratan. Es un club que siempre se caracterizó por un respeto y valores con los que me siento identificado”, confesó también Jémez, que no espera ninguna concesión por parte del Athletic en una cita de máxima trascendencia para los dos conjuntos, aunque el técnico amarillo indicó ayer que “cambiaría” la necesidad del Athletic por la que padece su equipo.

máximo respeto Sin querer entrar a valorar el momento que viven los rojiblancos, pues “casi ni me interesa cómo estén ellos, porque lo que me interesa es qué vamos a hacer nosotros ante un rival que no creo que no esté bien”, el entrenador canario hizo hincapié en que los leones “pueden estar mejor o peor, pero debemos tener mucho respeto y tener presente que tienen futbolistas buenos”. “El Athletic tiene grandes jugadores en todas sus líneas, es un equipo con un gran presupuesto y tiene objetivos totalmente diferentes a los nuestros”, explicó Jémez para intentar advertir de la dificultad que entraña para el cuadro insular la cita de esta noche en San Mamés.

En el ámbito interno, la buena noticia para Jémez tiene nombre y apellido: Pedro Bigas. El central, ya recuperado de su lesión, apunta a la titularidad ante el Athletic al formar parte de una lista de convocados en la que no asoma aún el recién incorporado Emmanuel Emenike, delantero con presunto sobrepeso y “una incógnita” para su técnico.