desmantelaN un grupo de menores que robaba a otros jóvenes con tres detenidos y cinco investigados

“No hay una organización criminal de menores en Bizkaia”

La Ertzaintza desmantela un grupo de menores que robaba a otros jóvenes con tres detenidos y cinco investigados
Se conocían con otros delincuentes, pero “no se juntaban para delinquir”

Olga Sáez - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:08h.

BILBAO - Un grupo de ocho menores que se dedicaba a la comisión de robos con violencia a otros jóvenes es en Bilbao ha sido desmantelado por la Ertzaintza el jueves en un operativo que aún continúa abierto. Los principales mandos de la Ertzaintza dieron ayer todos los detalles de la operación con un mensaje de tranquilidad hacia a la población. “No existe ninguna organización o grupo criminal conformado por delincuentes juveniles, aunque se puedan conocer las personas implicadas en distintos hechos delictivos”. “Son oportunistas, pero no se juntan para delinquir”, enfatizaron los dirigentes policiales.

Bizkaia ha vivido el último trimestre del año de manera convulsa por las numerosas actuaciones de este grupo a las que se han sumado otros desagradables sucesos. La muerte de Ibon Urrengoetxea, exfutbolista de Amorebieta, atacado por dos jóvenes;la agresión en el metro, la violación a una joven en Barakaldo y el atraco a una familia en su casa en Sopela, entre otros sucesos, han sembrado la alarma en la población. Fruto de la investigación y actuaciones, la Er-tzaintza ha conseguido detener en mes y medio a los principales implicados en todos los casos.

Estas operaciones policiales fueron dadas a conocer en una rueda de prensa celebrada en la comisaría de la Ertzaintza de Erandio por el jefe territorial de Bizkaia, Josu Gotzon Lujua;el jefe operativo de Sección Territorial de Investigación Criminal de Bizkaia, Ramón Bañuelos, y la jefa del centro de la comisaría de Bilbao, Patricia Martínez de Musitu.

Los mandos de la Ertzaintza comparten la alarma que se ha sembrado en la población, pero destacaron que en 2017 fueron 72 los menores imputados por delitos de robo con violencia, la misma cifra que en 2016. No obstante admitieron que en el último trimestre del año hubo un repunte de robos con violencia de menores a menores, fundamentalmente en el distrito 6, en Indautxu. Se trata precisamente de los robos con violencia que cometían el grupo de jóvenes, todos ellos menores, que ha detenido en el último operativo policial. De la investigación realizada, según afirmó Josu Gotzon Lujua, se desprende que “no podemos hablar de organización criminal en base a lo que recoge el código penal”

No obstante, los dirigentes policiales admitieron que los dos menores presuntamente implicados en la muerte de Ibon Urrengoetxea, ocurrida en Bilbao, tenían “relación de amistad” con algunos de los menores detenidos o investigados por los robos con violencia en Bilbao. Sobre este caso, señalaron que “no llegaron a robarle, porque el dinero lo llevaba en el bolsillo, pero no acostumbraba a llevar cartera cuando salía”. Además precisaron que estos últimos también podían conocer a los cuatro menores imputados por la presunta violación a una menor en Barakaldo el 30 de diciembre.

El operativo ha concluido con la detención de tres menores que han quedado en libertad a la espera de ser citados por la Fiscalía de Menores, mientras que otros cinco fueron identificados y quedaron en calidad de investigados también pendientes de ser citados por la misma Fiscalía. En total, se achaca a este grupo un total de 17 hechos delictivos, el último de ellos el 22 de diciembre.

Actuaban en grupo La jefa de Centro de la comisaría de Bilbao, Patricia Martínez de Musitu, detalló que las primeras denuncias se registraron el 21 de noviembre por robos en Ugasko, Deusto. Ante la presencia policial en esta zona tras esas denuncias, los presuntos autores se trasladaron hacia Indautxu, parque de Doña Casilda, y los entornos de Jesuitas y el centro Zubiarte. El 5 de diciembre, tras salir en prensa algunas informaciones relativas a este grupo, los menores se movieron hacia Santutxu y Begoña.

Martínez de Musitu informó de que es un grupo de entre seis y ocho menores, entre ellos, alguna chica, que actuaban entre las 18.00 y las 23.00 horas, en días festivos o vísperas de fiesta. Los asaltos se producían en la vía pública con el empleo de porras y otros instrumentos de amenaza como puños americanos, y el botín consistía en dinero, teléfonos móviles, prendas de vestir u otros objetos de valor. En algunas ocasiones, llevaban perros, aunque el hecho de ir en grupo es lo que más intimidaba a sus víctimas.

También el jueves, la Ertzaintza desarrolló otro operativo, en el que detuvo a tres hombres, de 32, 33 y 36 años, como presuntos autores del robo violento ocurrido en una vivienda unifamiliar de Sopela, en Bizkaia, el 22 de diciembre. Los asaltantes, que cubrían sus rostros con capuchas, maniataron y amordazaron a sus moradores, así como a otros miembros de la familia que fueron llegando, y se llevaron dinero y joyas de valor.

Según explicó el jefe operativo de la sección territorial de Investigación Criminal de Bizkaia, Ramón Bañuelos, las personas presuntamente implicadas en estos hechos, que huyeron en una furgoneta, podrían ser cuatro o cinco, por lo que no se descartan más detenciones.

Los arrestos se produjeron en Bilbao y Barakaldo, donde se practicaron registros, en concreto, en el domicilio y en un local de los arrestados. Dos de los detenidos ingresaron en prisión ayer por la tarde.

Por otra parte, Martínez de Musitu recordó otro hecho delictivo ocurrido el 22 de diciembre en la parada de metro de Berastegi, donde dos jóvenes fueron agredidos, uno de los cuales perdió la visión de un ojo. Según explicó, las víctimas fueron inicialmente abordadas por dos jóvenes a la salida de una discoteca con la intención de robarles el móvil, pero lograron huir hacia el metro. Sin embargo, sus presuntos agresores, a los que se unieron otros tres, les dieron alcance en la parada del metropolitano de Berastegi, donde se produjo la agresión. El 28 de diciembre fueron detenidas las cinco personas presuntamente implicadas en estos hechos, cuatro de ellos con edades entre los 19 y 24 años y un menor de 16 años. Dos de ellos, los que supuestamente participaron más activamente en la agresión, ya están en prisión. Según el visionado de las imágenes, “la agresión se realizó con saña”.

Entre los jóvenes detenidos en estos operativos parece que existe relación de amistad pandillera, pero no se puede hablar de organización criminal”, insistieron.

Operativos