para evitar estimaciones

El Consorcio de Aguas de Bizkaia instalará 110.000 contadores con radiolectura en los próximos cinco años

Casi la mitad de los contadores se podrán leer telemáticamente en 2023

El Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia instalará en los próximos cinco años cerca de 110.000 contadores con módulo de radiolectura, con el fin de garantizar que al ciudadano se le factura por los consumos realmente efectuados, evitando las estimaciones. De esta firma, en 2023 casi la mitad de los contadores de la entidad consorciada se podrán leer telemáticamente y no precisarán el acceso de los operarios al interior de los domicilios o lonjas.

EP - Sábado, 13 de Enero de 2018 - Actualizado a las 12:01h.

BILBAO. Los 125.000 contadores de radiolectura actualmente instalados no llegan a representar el 25% del parque de contadores del conjunto del Consorcio de Aguas, ya que hay prácticamente 510.000 clientes con abastecimiento de agua.

Según han informado a Europa Press fuentes del Consorcio de Aguas, estos nuevos contadores se incluyen en los contratos recientemente adjudicados y que han entrado en vigor el 1 de enero, que destinan 2,8 millones euros al año a la gestión del parque de contadores. Estos nuevos aparatos se instalarán en todo el ámbito geográfico del Consorcio de Aguas.

Cuando haya alguna gestión de alta de suministro o necesidad de sustituir el contador instalado por obsolescencia, se instalarán contadores con módulo de radio, si la ubicación de los mismos dificulta la toma de lectura por no encontrarse accesibles en la batería de contadores de los portales.

"El objetivo es aprovechar las oportunidades. Allá donde deba sustituirse un contador, por obsolescencia o por los procesos de baja o alta, si el mismo se ubica en el interior del domicilio, se colocará un módulo de radio para garantizar que obtenemos la lectura y no necesitar molestar al ciudadano, ni tener que acceder a su domicilio, ni estar solicitando que nos aporte él la lectura del contador", han explicado desde la sociedad de aguas.

Además, en los municipios en los que se han instalado contadores equipados con módulo de radio para su lectura mediante la modalidad de 'Drive-by' (95.000 contadores implantados hace más de diez años), será sustituida paulatinamente la totalidad del parque de contadores.

En esta modalidad, dos trabajadores del Consorcio "patrullan" en un coche la zona geográfica en la que se han instalado este tipo de contadores, descargándose automáticamente a un ordenador portátil los índices de lectura que marca cada uno de los contadores, para el cálculo del volumen consumido.

Los contratos de suministro e instalación que han entrado en funcionamiento este año posibilitarán crecer en el porcentaje del parque de contadores que se leen mediante radio a razón de casi 4,5 puntos porcentuales por año.

Optimizando el criterio de selección de los contadores a sustituir, se dejarán fuera de servicio los más antiguos y se sustituirán por los de radiolectura, en los casos en los que el módulo de radio y la posibilidad de leer el mismo a distancia aporte un valor añadido (cuando el contador no resulta de fácil lectura por no estar ubicado en batería).

RADIOLECTURA EN EL CONSORCIO

Actualmente, el Consorcio de Aguas dispone de tres diferentes modalidades de obtención del índice que marca el contador de aguas mediante radio. El sistema 'Dive-by' cuenta con 95.000 contadores, el sistema 'Walk-by' tiene más de 25.000 contadores implantados desde 2016 y la red fija de radiolectura dispone de más de 5.000 contadores.

En el caso de los contadores equipados mediante módulo de radio para su lectura en Walk-by, el operario que envía el Consorcio lleva un TPL (portátil de lectura con un receptor vía radio y un software específico de lectura), con lo que la lectura de los contadores se realiza desde el exterior de las viviendas.

Este empleado va recibiendo las lecturas automáticamente, que posteriormente se descargarán en la oficina de gestión. Este sistema es indicado para contadores de difícil acceso, por ejemplo, los situados en arquetas profundas, el cual permite la lectura del contador sin tener que abrir, ni acceder a la misma.

Por su parte, la 'red fija de radiolectura' permite que se puede llegar a disponer de la información sobre el consumo efectuado en cada hora (a partir de 24 lecturas diarias). La información que trasmite el módulo de radio instalado en el contador se reenvía hasta un centro de datos que, mediante comunicación telefónica, remite diariamente a los servidores del Consorcio la información obtenida a lo largo del día anterior.

ESTIMACIÓN

Históricamente, a más del 20% de los clientes del Consorcio de Aguas Bilbao Bizkaia se les factura por estimación, como consecuencia de las dificultades para acceder a las viviendas en las que el contador se encuentra en el interior de la misma. Se trata de más de un tercio de los clientes que tienen contador en el interior de la vivienda o local.

Desde mediados de 2016, gracias al desarrollo de software necesario y la modalidad de Walk-by, la entidad consorciada coloca contador de radiolectura siempre que éste deba ubicarse en el interior de la vivienda o local. Se procede de esta forma tanto en las instalaciones derivadas de las bajas o altas de suministro, como en las sustituciones de contadores derivadas del mantenimiento del parque por obsolescencia.

A raíz de la implantación e instalación de contadores para su lectura en Walk-by, el Consorcio ha logrado pasar de un 80,66% de contadores facturados por consumo real a 30 de junio de 2010, al 85,67% de contadores facturados por consumo real a 30 de junio de 2017. Las encuentras realizadas por el Consorcio muestran que la radiolectura es un servicio "bien valorado" por los clientes, porque así no es necesario estar en el domicilio cuando acude el lector o, en su defecto, remitir la autolectura. A su vez, evita tener que permitir la entrada de extraños a casa, y también se valora que es "garantía" de que la factura se emite por el volumen realmente consumido, evitando estimaciones.