partido contra el Mavi Nuevas Tecnologías

Un chute de moral

Tras el parón liguero, el Zuazo regresa a la competición en Gijón ante el Mavi con la intención de ascender en la clasificación y despejar todas las dudas

Nagore Marcos - Viernes, 12 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:14h.

Bilbao - Tras casi dos meses de parón por la celebración del Campeonato del Mundo de Alemania, la División de Honor femenina regresa para un Zuazo que ha aprovechado la parada para lavarse la cara, sacudirse los errores y empezar de nuevo. Y es que las jugadoras rojinegras no terminaron de arrancar motores en el inicio de temporada y, tras un par de victorias que les colocaron en lo alto de la clasificación, la falta de carburante las llevó a claudicar de forma vergonzosa ante rivales directos en la lucha por Europa. Así, las de Juanjo González recibieron el descanso obligatorio como agua en el desierto y, ahora que vuelve la liga, quieren demostrar que son candidatas a los puestos continentales. El primer escollo que se encontrarán las barakaldarras será el Mavi Nuevas Tecnologías (mañana, 20.00 horas/Gijón), conjunto que precisamente marca el límite de las posiciones europeas, por lo que el encuentro se antoja primordial para los intereses de ambos equipos. “Nos va la vida en este partido y tenemos que sacarlo como sea porque nos puede dar un chute de moral importante para los dos partidos que quedan de la primera vuelta”, explicó Amaia González de Garibay, la única representante zuazotarra en el pasado Mundial de Alemania.

En estos momentos, el Zuazo es séptimo, a cuatro puntos de su rival de mañana, así que debe empezar a reducir distancia si quiere mantener sus opciones europeas y redimirse de las malas sensaciones que dejó antes del parón. “Estábamos en un momento que no era bueno, no conseguíamos pelear ningún partido contra los equipos de arriba, así que el parón nos ha venido bien. También creo que nos viene bien que el primer partido sea contra el Mavi, un conjunto de nuestra liga, porque es un equipo al que tenemos que tratar de tú a tú y al que tenemos que ganar”, resumió González de Garibay. Para la extremo izquierdo, el duelo de mañana debe ser “un punto de inflexión” para “tirar hacia arriba”;para demostrar que, aunque sea en una cancha complicada, el Zuazo vuelve con las pilas recargadas y con el juego despejado de las dudas de antaño.

Con todo, el club barakaldarra regresa a la competición liguera como flamante campeón de Euskadi. Las de Juanjo González disputaron la final de la Euskal Kopa ante el todopoderoso Bera Bera, favorito a todo esta temporada, y consiguieron calarse la txapela por la mínima (26-25). Fue un encuentro parejo y equilibrado, en el que siempre llevó la batuta del marcador el equipo vizcaino. Fueron ventajas mínimas pero que, a la postre, resultaron suficientes para que en Lasesarre volvieran a sonreír tras un inicio de liga teóricamente prometedor, pero caótico en la práctica. Ahora, a falta de tres jornadas para que finalice la primera vuelta, el Zuazo quiere mantener las buenas sensaciones de la Euskal Kopa para levantar la cabeza y volver al tren europeo.

Rival de Copa Otra de las razones por las que González de Garibay designa al encuentro de mañana como primordial, es el hecho de que el Mavi sea también su rival en la segunda ronda de la Copa. La eliminatoria será a doble partido y tendrá lugar los días 17 y 21 de febrero. El Zuazo guarda muy mal recuerdo de la pasada edición copera, cuando fue sorprendentemente eliminado por un Elche Mustang inferior sobre el papel, por lo que el club barakaldarra ya insistió al comienzo de temporada que uno de sus propósitos es llegar es poder llegar a la final del torneo del K.O., como ya sucedió hace dos campañas.