nueva legislatura tras las elecciones del 21 de diciembre

Carme Forcadell no repetirá como presidenta del Parlament

La presidenta del Parlament, Carme Forcadell, ha explicado este jueves que seguirá como diputada de ERC en la cámara pero cree que, para presidir la cámara, "el nuevo momento político requiere de una figura libre, sobre todo de procesos judiciales".

EUROPA PRESS - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 11:02h.

BARCELONA. "Dejo la presidencia del Parlament, pero no abandono la política en ningún caso. Seguiré trabajando para hacer un país mejor, más justo, democrático y libre que todos queremos y que estoy segura que conseguiremos", ha recalcado en rueda de prensa en la cámara.Ha añadido que la decisión de no repetir como presidenta es personal sin nada que ver con otras cuestiones, y ha dejado claro así que empieza un nuevo camino como diputada, con una responsabilidad diferente pero "con la misma fuerza y voluntad de servicio público".En su opinión, ha presidido la Cámara autonómica en una legislatura de "alto voltaje político y con una fuerte polarización", pero asegura haber trabajado para los 135 diputados, a los que ha agradecido su tarea pese a lamentar momentos de máxima tensión en que se traspasaron líneas rojas, que no ha querido concretar, y en el ámbito político, no en el personal.Según ella, se había planteado no repetir en el cargo antes de las elecciones del 21 de diciembre, y ha asegurado que no sabe si seguir al frente de la institución hubiera afectado a los procesos judiciales que tiene abiertos."He cerrado un ciclo en una legislatura que ya se preveía corta pero muy intensa. Cuando tuve el honor de asumir la presidencia tenía claro que sería para un periodo no excesivamente largo y excepcional, como así ha sido", ha subrayado.DEFENSA SOBERANIA DEL PARLAMENTAl preguntársele si Ernest Maragall sería un buen perfil para el cargo, ha apuntado que lo será "cualquier persona que esté dispuesta a defender la soberanía del Parlament", aunque ha mostrado sus preferencias de que los puestos de responsabilidad los ocupen mujeres.En su balance en el cargo, ha reivindicado haber defendido siempre el derecho de iniciativa y la libertad de expresión de los parlamentarios porque, a su juicio, en el Parlament hay que poder debatir sobre todo libremente: "Antes de aceptar la censura y de vetar un debate por posibles represalias, hubiera dimitido"."Puedo decir orgullosa que no nos hemos doblegado, no hemos cedido y nos hemos mantenido firmes en nuestras obligaciones, que es garantizar el debate libre en el Parlament", y ha destacado el papel de los miembros de la Mesa soberanista que le han acompañado en su legislatura."El día que abramos la puerta a la censura ya no la podremos cerrar", ha advertido la diputada electa de ERC, que ha pedido a quien le releve que garantice que la cámara pueda hablar de todo.Así, ha cargado contra "la constante judicialización de la política y la incapacidad del Estado de apostar por el diálogo", una actitud que considera insólita y por la que han recibido el apoyo de diputados y cámaras de todo el mundo, ha asegurado.También ha reivindicado la aprobación de 26 leyes, 12 de las cuales están suspendidas por el Tribunal Constitucional (TC) a la espera de sentencia, y los pasos dados desde un punto de vista institucional, entre otros ámbitos.