Investigadores de la Universidad de Luxemburgo

Identifican un prometedor biomarcador para mejorar el pronóstico del cáncer colorrectal

Podría ayudar a determinar qué pacientes pueden necesitar quimioterapia adyuvante

Investigadores de la Universidad de Luxemburgo han encontrado un prometedor biomarcador que podría ayudar a predecir el pronóstico del cáncer colorrectal y seleccionar mejor el tratamiento en cada paciente, según han detallado en un estudio en la revista 'British Journal of Cancer'.

EUROPA PRESS - Jueves, 11 de Enero de 2018 - Actualizado a las 18:23h.

MADRID. La detección precoz y posterior clasificación de estos tumores es especialmente importante para su abordaje ya que, por ejemplo, no todos los pacientes en un estadio II se benefician de la quimioterapia.Asimismo, también es necesario identificar a aquellos pacientes con más riesgo de recaída pero, pese a ello, todavía se conocen muy pocos marcadores pronósticos, lo que hace que demasiados pacientes aún sufran de forma innecesaria los efectos secundarios de la quimioterapia sin obtener beneficios reales.En este caso, los autores se centraron en una proteína que en fases tempranas podría determinar si los pacientes tienen una enfermedad de riesgo alto o bajo, lo que ayudaría a los oncólogos a elegir regímenes terapéuticos adaptados a cada caso.Utilizando un metaanálisis previamente establecido de datos de expresión génica públicamente disponibles, el equipo de investigación identificó la familia de proteínas 'Miosina' y especialmente la proteína 'MYO5B' como marcador pronóstico potencial en estos tumores.Esta familia de proteínas desempeñan un papel importante en el tráfico celular y la polarización de las células y recientemente se ha visto que están estrechamente relacionados con varios tipos de cáncer.Y en este caso, tanto el metaanálisis como un estudio independiente con una cohorte de pacientes reveló que la concentración de 'MYO5B' disminuye a medida que la enfermedad progresa. Así, los pacientes con una baja expresión tuvieron menores posibilidades de supervivencia libre de enfermedad y metástasis.Un hallazgo que sitúa a esta proteína como un potente biomarcador pronóstico en estos tumores, especialmente en etapas tempranas (estadios I y II) de la enfermedad, lo que podría ayudar a determinar qué pacientes pueden necesitar quimioterapia adyuvante.