El Gobierno vasco cree “necesario y positivo” que los presos reconozcan el daño causado

El PP de la CAV saluda el paso anunciado por el EPPK pero reclama colaboración para esclarecer atentados

DEIA/E. P. - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h.

Bilbao - Tanto el Gobierno vasco como el PP de la CAV saludaron ayer la intención del Colectivo de presos de ETA, EPPK, de “reconocer el daño causado” y hablar con las víctimas. Así lo desveló la víspera el Foro Social Permanente tras el encuentro mantenido entre su representante Agus Hernan y el portavoz del EPPK Juan Antonio Olarra Guridi en la cárcel de Albolote (Granada). El Ejecutivo de Gasteiz calificó este anuncio de “paso necesario, positivo y en la buena dirección”, y agregó que dispone de planes de paz que pueden “hacer posible estos encuentros restaurativos”.

Respecto al papel que podría ejercer Lakua ante la intención de los presos de “trabar relación con las víctimas”, su portavoz Josu Erkoreka dijo ayer que el Ejecutivo autónomo “tiene unos planes en el ámbito de la paz, de los derechos humanos y de la convivencia, que contemplan llevar a cabo actuaciones para hacer posible estos encuentros restaurativos”. Por ello, agregó que “haría todo lo que estuviera al alcance de su mano para que todo lo que encaje en las previsiones de Plan y Convivencia pueda llevarse a cabo”.

Preguntado por si este gesto podría tener como consecuencia el acercamiento de presos a cárceles cercanas a Euskadi, Erkoreka recordó que las decisiones en política penitenciaria “corresponde adoptarlas a sus responsables”. No obstante, apuntó que los planteamientos del gabinete de Iñigo Urkullu al respecto “se conocen” y los defiende “allá donde existe un foro en el que se pueda expresar este punto de vista, sea bilateral o multilateral”.

Perdón a las víctimas Sobre esta misma cuestión, el secretario general del PP de Gipuzkoa, David Hernández, se congratuló de que los presos de ETA estén dispuestos a reconocer el daño causado, pero pidió colaboración para esclarecer los más de 300 crímenes de la banda que quedan por resolver. “Creo que hay un camino para consolidar la convivencia y avanzar en la tolerancia ideológica que necesitamos los vascos. En ese sentido, todo lo que se haga en esa dirección es positivo”, afirmó.

En una entrevista en Onda Vasca, Hernández insistió en que “todos están esperando a que reconozcan el daño causado, a que pidan perdón a las víctimas directas y en general a la sociedad vasca, porque todo el mundo ha sufrido la barbarie de ETA”. Respecto a a la disposición de los reclusos a mantener encuentros con las víctimas, aunque “sin reproches”, el dirigente popular aseveró que “ETA nos ha tratado a muchos vascos como cucarachas y, cuando uno reconoce ese daño, está arrepentido y lo dice. No sé qué reproches va a recibir”.

David Hernández también se refirió a la política penitenciaria afirmando que “la dispersión de los terroristas tiene una lógica y es que a las bandas hay que desbandarlas”. Añadió que “en el momento en el que ETA deje de existir, esa dispersión podría dejar de tener sentido, pero, en todo caso, los presos de ETA muestran arrepentimiento si están dispuestos a colaborar con la Policía y la Guardia Civil para resolver los más de 300 asesinatos que están aún sin resolver”. “Muchas familias esperan respuestas”, zanjó.