zidane insiste en que no necesita un nuevo portero

Más madera

Zidane insiste de nuevo en que no quiere un portero, desde el entorno de Kepa asumen la dificultad de que salga en enero y mientras, el arquero sigue lesionado

Aitor Martínez - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h.

bilbao - Zinedine Zidane, quien más tarde o más temprano dirigirá a Kepa Arrizabalaga -salvo que las cosas se tuerzan demasiado de aquí al próximo 30 de junio-, insistió ayer, por segunda vez en apenas cuatro días, en que no quiere un portero. La confianza del técnico galo en Keylor Navas y Kiko Casilla es total y tampoco quiere generar un problema en el seno del vestuario. Considera que con ambos tiene la portería cubierta de aquí a final de temporada. Además, en su comparecencia de ayer ante la prensa, no solo cerró las puertas a la llegada de un nuevo guardameta, sino que enfatizó que no quiere reforzar ninguna posición: “No necesito a nadie y ya está. Soy muy claro. No quiero a nadie. Tenemos una plantilla en la que creo aunque haya momentos complicados en una temporada. Tenemos todo por delante y vamos a ver lo que pasa a final de temporada, que es cuando se analizan las cosas y si debe haber cambios los habrá”. Además, hizo una nueva defensa a ultranza de sus futbolistas. “Hablo de mi plantilla porque creo en ella, son mis valores y la voy a defender hasta la muerte. Si se piensa que no soy la persona adecuada lo vamos a hacer y nada más, pero voy a hasta el final con lo que creo, hasta que me cambien”.

Las palabras de Zidane suponen un nuevo jarro de agua fría para Kepa, desde cuyo entorno confiaban en que la operación estuviese ya cerrada y ahora ponen en duda que incluso vaya a producirse en el mercado de invierno. Obviamente, como cualquier negociación, esta puede vivir un nuevo giro, pero cada vez parece más improbable. No puede descartarse tampoco que Florentino Pérez desoiga a su técnico y abone por su cuenta y riesgo los 20 millones de euros de la cláusula del portero. Eso sí, parece poco probable, más aún cuando ayer Zidane negó cualquier problema con su presidente. “Lo que me molesta más es que con los comentarios que hago se diga que voy a echar un pulso a mi presidente o al club. Quien diga eso no me conoce. Yo soy uno más aquí, voy a pasar y nadie está por encima del Real Madrid. Nunca voy a echar un pulso al club, a mi afición ni al presidente”.

Así las cosas, las puertas del Madrid, al menos en este mercado invernal, parecen cerradas de par en par para Kepa. El futbolista lleva una semana ejercitándose a puerta cerrada, recuperándose de una tediosa lesión en el segundo metatarsiano de su pie derecho. Una fisura que se produjo como consecuencia de jugar infiltrado frente a Real Madrid y Levante después de que en Riazor, en el encuentro de la décimo tercera jornada que enfrentó a Athletic y Deportivo, sufriera un esguince en el mismo pie. Jugó su último partido el 10 de diciembre, contra el Levante, y desde entonces apenas se la ha visto ejercitarse en el exterior de las instalaciones de Lezama.

El de Ondarroa trató de dar un paso al frente el pasado martes, 2 de enero, en el primer entrenamiento de 2018, pero la prueba terminó siendo nula y Kepa se resintió de sus molestias, como así desveló José Ángel Ziganda el pasado viernes. Entonces, el técnico dijo que esperaba contar con el portero esta misma semana, pero no parece que vaya a ser así, pues el club informó el lunes que el nuevo escáner que se le realizó no presentaba variaciones respecto al realizado el mes pasado. Es por ello que, salvo sorpresa, el portero seguirá ejercitándose en el interior de las instalaciones de Lezama.

La noche del lunes Onda Cero informó que, debido a su lesión -que fue uno de los motivos por los que supuestamente Kepa pasó consulta el pasado jueves en Madrid- Kepa podría necesitar pasar por el quirófano, aunque las fuentes consultadas por este periódico dan casi por descartada tal posibilidad. Asumen, eso sí, la dificultad de establecer un periodo de baja determinado para una lesión que de esas características.

Ante esta nueva situación, con el Madrid parece que cerrado en banda y dispuesto a no acometer el fichaje de Kepa hasta julio, el de Ondarroa afronta una situación complicada. Tampoco puede descartarse que se eche atrás y, por fin, más de un mes después de recibir la última oferta del Athletic, responda de manera afirmativa a la propuesta. Para entonces, quién sabe, pero podría encontrarse las puertas cerradas.

urzaiz, sobre kepa Ismael Urzaiz, en declaraciones a Radio Popular, se refirió ayer al silencio de Kepa Arrizabalaga: “¿Cómo va a decir algo si todavía no sabemos si ha pasado revisión? ¿Por qué tiene que hablar? ¿Qué va a decir? Es una situación complicada para él. Aunque si ya ha firmado y ha pasado la revisión tendría que salir a prensa y decirlo. Con la verdad y con honestidad llegas a la gente”, apuntó. Además, dijo que le gustaría que en caso de que se vaya “la gente le mantuviese el cariño, porque igual en tres o cuatro años puede estar con nosotros otra vez”.

iago herrerín

Renovará hasta 2022, según EITB

Tres años más de contrato. En medio del flujo constante de informaciones que giran en torno a la figura de Kepa Arrizabalaga, el Athletic sigue trabajando en su futuro. Así, tal y como informó ayer EITB, el siguiente futbolista en estampar su firma en una renovación será Iago Herrerín. Según el ente público vasco, el portero bilbaino firmará esta misma semana su renovación hasta el 30 de junio de 2022. De este modo, Herrerín ampliará tres años más su relación con el conjunto rojiblanco, que finalizaba en junio de 2019. De confirmarse la noticia, su nuevo vínculo concluirá diez años después de que firmara su primer contrato en Primera División con el Athletic, pues regresó al equipo bilbaino en 2012 tras dos años en el Atlético de Madrid B. Eso sí, en su primera campaña salió cedido al Numancia y regresó en el verano de 2013. Desde entonces ha disputado 71 partidos en cinco temporadas.