su contrato expira el próximo 30 de junio

La solución Guruzeta

El Athletic confía en renovar al pichichi del filial, que haría la pretemporada con los leones

Pako Ruiz - Miércoles, 10 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:15h.

bilbao - Se trata de un asunto que no genera mucho ruido mediático, pero que sí inquieta desde semanas atrás, como develó este periódico, a la dirección deportiva del Athletic, que confía en cerrar el caso en las próximas fechas. El futuro de Gorka Guruzeta, cuyo contrato con la entidad bilbaina expira el próximo 30 de junio, está cerca de definirse, ya que las negociaciones entre las partes implicadas han llegado a un punto de encuentro que desembocaría en la renovación del pichichi del Bilbao Athletic, un valor del que se espera mucho a corto y medio plazo, y que también ha levantado el interés de diferentes clubes ingleses con la finalidad de reclutarlo para sus equipos de reservas.

Guruzeta (Donostia, 12 de septiembre de 1996) ha dado un paso cualitativo en su segunda campaña en el filial rojiblanco y ha respondido a las expectativas generadas desde que llegara a la factoría rojiblanca en el verano de 2014. Entonces, el Athletic arriesgó y le fichó del Antiguoko, donde destacaba sobremanera en su primer juvenil, en una operación que no gustó en la Real Sociedad, que incluso llegó a descartar al jugador en edad infantil, según dicen porque era bajito. Hoy en día, Guruzeta -hijo de Javier, quien fuera futbolista de la propia Real, Eibar, Deportivo Alavés y Ourense - luce 1,88 metros de altura y 71 kilos de peso, además de ofrecer una polivalencia futbolística que ha acentuado su rol.

A sus 21 años de edad, le toca pasar página y crecer como profesional. El Athletic, que negocia un acuerdo entre dos y tres cursos más de contrato en función de unas variables, así lo entiende y en caso de blindar al donostiarra, este completaría la próxima pretemporada con el primer equipo rojiblanco en su objetivo, al igual que ocurriera el pasado verano con Iñigo Córdoba y Unai Núñez, de reivindicarse y convencer al entrenador de turno de su capacidad para quedarse en la plantilla. En caso contrario, se le buscaría una cesión, siempre y cuando el Bilbao Athletic no lograra un hipotético ascenso a la Liga 1,2,3.

Guruzeta, que vive en uno de los pisos habilitados por el club en la localidad de Lezama, es “un jugador dinámico, rápido, con buenos movimientos, buena coordinación con el balón pese a su altura y buen asistente”, cualidades que resaltan los que le conocen y que se ven potenciadas con la pegada de la que presume este curso. Sus números no engañan. Es el pichichi del conjunto de Gaizka Garitano con una tarjeta de ocho goles, dos más que los que firma Asier Benito, en veinte encuentros, con lo que ya ha superado su marca personal de la campaña pasada, en la que jugó 32 encuentros en la liga regular del grupo II de Segunda División B con una cosecha de siete tantos. Ha sido titular en todas las jornadas de esta liga y solo ha dejado de participar en treinta minutos de los 1.800 posibles. Guruzeta, además, cuenta a su favor con el conocimiento de Kuko Ziganda, que ya le reclutó para el primer filial en cinco encuentros de la categoría de plata dos ejercicios atrás. El de Laraintzar también se acordó del donostiarra en el amistoso del pasado 11 de abril en Lasesarre, con motivo del centenario del Barakaldo y en el que participó en el segundo acto.

derbi de altura Guruzeta será uno de los atractivos del derbi de altura que protagonizarán el sábado en Lezama, a las 16.00 horas (ETB-1), el Bilbao Athletic y la Real Sociedad B, quinto y cuarto clasificado, y con el play-off de ascenso en la mira.

cristian ganea

Insisten en su llegada a lezama

Apuntan al fichaje del lateral por el Athletic. El nombre de Cristian Ganea, con pasado en el fútbol vizcaino, ha vuelto a sonar con fuerza en Rumanía, donde se ha ganado un sitio como una de las referencias del Viitorul, vigente campeón de la liga rumana. La cadena televisiva Digisport informó ayer de una exclusiva propia, según la cual Gica Hagi, exjugador del Barça entre otros equipos y propietario y entrenador del Viitorul, aceptaba una supuesta oferta del Athletic, cifrada en torno al millón de euros, para hacerse con los servicios del lateral izquierdo, que llegó a militar en el Basconia cadete y en el Indartsu juvenil. “Cualquier jugador quiere mejorar en un campeonato más fuerte. La vida de un futbolista es corta y también tengo una edad en la que creo que debería ir. Mucha gente dice que no puedo jugar en Bilbao, pero cumplo un determinado criterio. Sería un honor para mí jugar allí, pero no hablaremos si no hay nada en absoluto. Tengo que demostrar además que estoy bien”, apuntó Ganea el lunes.