athletic 2 - alavés 0

Etxeita, el necesario

El central, que reemplazó al sancionado Núñez, marcó el primer gol de córner del Athletic en esta liga. “Es un ejemplo por cómo entrena y siempre que juega me alegro por él”, reconoció Ziganda

Aitor Martínez - Lunes, 8 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:14h.

eL Athletic sigue creciendo. Los resultados le acompañan, son ya siete los encuentros ligueros consecutivos sin perder, y ayer se mostró muy superior al Alavés en el derbi vasco. En una tarde marcada en rojo desde el mismo momento en el que el club dio a conocer que Yeray Álvarez regresaba a una convocatoria y estaba disponible para jugar siete meses después de haber disputado su último encuentro oficial (el 21 de mayo de 2017), fue curiosamente Xabier Etxeita, su recambio el curso pasado, el primer gran protagonista. El zaguero sustituyó en el once inicial al sancionado Unai Núñez y apenas tardó en dejar su sello en el choque. En el minuto ocho del encuentro le ganó le partida a Maripan, su par, y con algo de fortuna mandó el balón al fondo de la red, para júbilo de la grada. El esférico se fue alejando del meta Pacheco con una extraña parábola y el de Zornotza estrenó el marcador y su cuenta particular de goles en el presente curso.

Fue un gran arranque de encuentro para los bilbainos, que mostraron una sólida imagen a lo largo de todo el partido, motivados en gran medida por el tempranero gol, que fue una especie de jarro de agua fría para los babazorros. El tanto de córner, además, sirvió para que el Athletic pusiera fin a una extraña sequía de 93 saques de esquina en liga sin marcar. Ni un solo tanto en las 17 primeras jornadas. Tuvo que ser en el nonagésimo cuarto lanzamiento cuando los bilbainos pudieron por fin estrenarse en esas lides. En la Europa League, sin embargo, el equipo rojiblanco ya había sido capaz de marcar de córner. A tiempo están los pupilos de José Ángel Ziganda de seguir aumentando sus números. Queda mucha temporada por delante y ayer dispusieron de dos claras ocasiones en sendos córners. Iturraspe estrelló el balón en el travesaño de lanzamiento directo y Etxeita, de cabeza, no encontró portería con todo a favor.

El de Zornotza, cuya continuidad en el Athletic más allá del próximo 30 de junio es a día de hoy una incógnita, pues no ha trascendido que haya recibido oferta alguna para renovar, conoce bien su rol. La irrupción de jóvenes valores como Yeray y Núñez, así como la incuestionable figura de Aymeric Laporte en el eje de la zaga, le han dejado en un segundo plano, pero siempre que el técnico le ha necesitado, ha respondido con más aciertos que fallos. Como ayer.

Al término del encuentro, Kuko le dedicó unas palabras que a buen seguro, Etxeita agradeció. “Es el clásico jugador que el Athletic necesita siempre”, comenzó. “Es un ejemplo entrenando y, jugará mejor o peor, pero siempre se deja la piel y juega más bien que regular. Cada vez que juega me alegro una barbaridad por cómo entrena, por ejemplo que da y porque no pone ni una sola mala cara. Él lo sabe. Es el jugador que el club quiere siempre y el entrenador más”, añadió.

Cumplidor como pocos, el central jugó ayer su décimo segundo encuentro de la temporada. Arrancó el curso como titular, pues jugó los cuatro encuentros de las dos previas europeas, pero con la llegada de la liga vio cómo Ziganda apostaba por Núñez. Tuvo que esperar hasta la décimo cuarta jornada para estrenarse en el torneo de la regularidad por la sanción de Laporte, y el de ayer fue su segundo partido de liga. Además, disputó los dos encuentros de la eliminatoria de Copa frente al Formentera.

de marcos, lesionado En otro orden de cosas, Óscar de Marcos tuvo que abandonar el encuentro lesionado, aquejado de molestias en su pierna derecha tras una carrera en campo contrario. El Athletic ofreció ayer, minutos después de la conclusión del encuentro, un primer parte médico en el que aclaraba que los problemas del lateral eran en los isquiosurales de su pierna derecha. El futbolista será sometido a nuevas pruebas en las próximas horas para conocer el alcance exacto de su lesión.