Trece de las 19 empresas vascas en Bolsa se revalorizaron en 2017

Dos compañías, Gestamp y Neinor, cotizaron por primera vez en el mercado el año pasado

Xabier Aja - Domingo, 7 de Enero de 2018 - Actualizado a las 06:14h.

ILBAO. El mantenimiento durante el pasado año de los bajos tipos de interés con el consiguiente prácticamente nulo rendimiento de los depósitos bancarios no llevó a los ahorradores a incrementar la inversión en la renta variable bursátil pero aún así el rendimiento del principal indicador de la Bolsa española, el Ibex 35, que cerró en la cota de los 10.044 puntos, ha supuesto una revalorización anual del 7,4%. Pero entre las empresas vascas cotizadas ha habido de todo como en botica, con compañías al alza caso del operador telefónico guipuzcoano, Másmovil, con una subida del 230%, y otras a la baja como Gamesa, con una caída del 29%, tras la toma de control por parte de Siemens.

En general, el número de compañías de Euskal Herria que han visto revalorizarse sus acciones el pasado año ha superado al de las que han perdido valor en medio de un mercado general alcista.

En concreto, los inversores de 13 de las 19 compañías cotizadas con sede en tierras vascas, de la CAV y de Nafarroa, vieron como el cierre de 2017 dejaba a sus acciones revalorizadas y solo en seis casos los ahorradores se retirarían con pérdidas en su inversión.

Entre las compañías que han evolucionado positivamente en el pasado año destacan tres que debutaron en los parqués. En realidad, solo dos salieron a cotizar por primera vez en Bolsa, Gestamp y Neinor Homes pues la tercera, Másmovil ya estaba en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) aunque pasó a la primera división de la Bolsa española.

Afortunadamente para sus accionistas las citadas tres compañías han tenido unos meses positivos tras saltar al primer mercado bursátil.

La compañía del sector de automoción Gestamp, controlada por la familia Riberas, es uno de los líderes del sector a nivel mundial y con su entrada en el parqué ha dado un paso adelante indudable aunque su 6,3% de alza en la cotización en medio año no haya superado la revalorización media del Ibex del 7,4%.

Sí lo ha hecho, Neinor Homes, la empresa surgida de la herencia de los activos inmobiliarios de Kutxabank y la primera inmobiliaria que se ha atrevido, y con éxito, salir a cotizar desde la crisis de 2007.

Y por último, Másmovil, el operador de telefonía guipuzcoano se ha disparado en Bolsa, no tanto por sus resultados como por las expectativas que despierta la posibilidad de que entre en la consolidación definitiva del sector de telecomunicaciones en el Estado español.

Analizando la evolución de las compañías vascas cotizadas una a una destaca el hecho que once de ellas han tenido un mejor comportamiento que el Ibex-35. En concreto se ha revalorizado más del 10% en 2017.

Independientemente de Másmovil, las empresas vascas que mejor se comportaron en el parqué el pasado año, con repuntes por encima del 30%, fueron firmas industriales como Vidrala, (+72,7%), Global Dominion (+37,9%), o CIE Automotive (30,7%). Las tres son compañías en plena expansión y con una notable presencia en los mercados internacionales.

También con crecimientos por encima del 10% en el valor de sus acciones cerraron el pasado año, Iberpapel, Tubacex, Viscofan, Neinor Homes y BBVA aunque la situación de sus mercados es dispar.

Iberpapel, la guipuzcoana surgida de Papelera de Zicuñaga, está con beneficios en crecimiento y ha anunciado una importante inversión de cara al futuro. Sin embargo, la siderúrgica Tubacex se encuentra en un mercado, el de los tubos inoxidables sin soldadura, muy afectado por el estancamiento del mercado del petróleo y los relativamente bajos precios del crudo, lo que afecta a su facturación y resultados.

BBVA se ve afectado por la situación del sector bancario con márgenes escasos y sin atisbos de mejora, por lo menos hasta que suban los tipos de interés. La navarra Viscofan está creciendo en facturación y beneficios y de ahí su repunte en Bolsa. En positivo pero en tierra de nadie se quedó Iberdrola, con un repunte del 3,6% en un año marcado por cambios regulatorios y, en el caso español, una sequía que han afectado a las cuentas.

Media docena de empresas vascas perdieron valor en Bolsa en 2017. Desde la bodega navarra Barón de Ley a CAF y Faes. Estas dos evolucionan positivamente en cuanto a cartera de pedidos y facturación pero el estrechamiento de márgenes de la primera y las altas expectativas con las que inició el año la segunda han lastrado su evolución.

Peor les ha ido a Tubos Reunidos y Siemens Gamesa. La primera, con un mercado muy complicado y precios a la baja, y la segunda igual más los problemas derivados del cambio de gestión. Por último, Euskaltel ha pagado la factura de la consolidación del sector en el norte peninsular, con R y Telecable.

evolución en Bolsa 2017

Másmovil 230,4% Vidrala 72,7% Dominion 37,9% Azkoyen 36,2% CIE Automotive 30,7% Iberpapel 27,5% Vocento 23,3% Tubacex 22,7% Viscofan 17,4% Neinor Homes 11,2% BBVA 10,8% Gestamp 6,3% Iberdrola 3,6% Baron de Ley -7,9% CAF -10,7% Faes Farma -12,5% Tubos Reunidos -13,2% Euskaltel -19,2% Siemens Gamesa -29,0%