El callejón de las botxerías

El ratatatá de cuatro músicos a la vez

Por Jon Mujika - Miércoles, 6 de Diciembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

ACASO los tambores tribales de África fueron su primera escuela? Quien sabe. Lo cierto es que el músico nigeriano Tony Allenestá considerado, en el olimpo del rock, el jazz y el pop;del club, el techno y el house, incluso de la mismísima chanson française(el artista está afincado en París...). como el mejor batería del mundo. Él inventó en los años 60, junto a Fela Kuti, lo que, paradójicamente, es el ritmo más moderno del siglo XXI: el afrobeat, que hoy en día retumba con fuerza, como si hubiese resucitado de entre los muertos tras el fallecimiento de Fela Kuti. Cuentan las crónicas que partiendo del jazz, del highlife de Ghana y de los ritmos yorubas y fon de Nigeria, Tony Allen le entregó a Fela Kuti el ritmo que dejó huella en Afrika 70, una de las grandes bandas del continente negro de todos los tiempos.

Tony maneja las baquetas con la destreza con la que movía el revólver Willy El Niñoen el Salvaje Oeste, con un ritmo trepidante, un ratatatá que despierta pasiones. Cómo no hacerlo si su viejo amigo Fela dijo que Tony tocaba la batería como cuatro músicos a la vez. No por nada, hacen cola para colaborar con él músicos de la talla de Damon Albarn(Blur), Charlotte Gainsbourg, Flea(Red Hot Chilli Peppers), Air o Doctor L y muchos más. Ayer Tony tocó en Bilbao en el ciclo Music Legends organizado en la sala BBK de la Gran Vía, y no hubo llenazo, váyase a saber por qué.

Tampoco lo comprendió José Pascual Otalora, ‘Spasky’,quien lo trajo junto a su socio Carlos Goyarrola.Piden ambos que recordemos que en junio del año venidero vendrán al centro Ola BBK Steve Winwood, Mavis Stalesy algunas sorpresas más. Dicho queda. Pero ayer la historia era otra. Era Tony en Bilbao. Honraron su presencia Javier Gorostiola, Rafa Calviño, Nagore Romero, Iñigo Tomás, Álvaro González, Patxi Etxebeste, Asier Lasa;los músicos Mikel Makala DJ y Denis B, junto a Xabier Kaltzada y Pedro Feijóo;Izaskun Olabarria, Ander Elorriaga, Lucía Filió, María Hernández, Elena Gorostiaga, Santie Iñigo Hernández,el fotógrafo Juan Lazkano, Itziar Rekakoetxea, Mikel Odriozola, José María Fernández,quien también se admiraba de no encontrarse con grandes colas (“es increíble la falta de cultura musical de Bilbao”, sentenciaba, entre reproches...), Ane Ortuzar, Idoia Maguregiy Diego Olaizola,entre algunos conocedores de Tony, manosveloces.

leyenda a la vistaLo dicho: desde el palo del vigía habían lanzado el aviso: leyenda a la vista. No supimos verlo en Bilbao. Al menos no del todo. La suya, la leyenda del propio Tony, nos recuerdan que mientras trabajaba como técnico de la radio nacional nigeriana, se interesó por la batería. Autodidacta por convicción, él mismo creó una técnica personal y peculiar escuchando los discos de Art Blakey y Max Roach. Medio siglo después, sigue siendo uno de los grandes. Aunque Bilbao no lo supiese.