guía de osalan

Cómo integrar la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales

"Hombres y mujeres nos enfrentamos a riesgos diferentes en materia de salud laboral que deben ser contempladas", advierte San José

El Instituto vasco de Seguridad y Salud Laborales, Osalan, ha elaborado una guía que recoge pautas para facilitar la integración de la perspectiva de género en la gestión de la prevención de riesgos laborales en las empresas y organizaciones.

EP - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 19:49h.

BILBAO. La guía ha sido presentada este martes en un acto en Bilbao en el que han participado la consejera de Trabajo y Justicia del Gobierno vasco, María Jesús San José, y el director general de Osalan, Alberto Alonso.

En su intervención, la consejera ha resaltado que "hombres y mujeres tenemos condiciones y posiciones sociales y económicas diferentes en cuanto al trabajo y, en consecuencia, nos enfrentamos a riesgos y problemáticas también diferentes en materia de salud laboral que deben ser contempladas a la hora de adoptar medidas preventivas".

En este contexto, ha defendido que las empresas deben potenciar "la participación equilibrada de los hombres y las mujeres en los niveles de decisión" y, por tanto, "en las decisiones y actividades de prevención".

Para ello, ha resaltado que resulta "imprescindible" realizar "un análisis diferencial" para definir los objetivos e indicadores de prevención con perspectiva de género. Asimismo, ha indicado que "conviene sensibilizar a los principales colectivos implicados", como el personal técnico, delegados de prevención, responsables de dirección y mandos intermedios, para incorporar esa perspectiva de género en su trabajo, con herramientas y prácticas preventivas.

"Por ejemplo, los desequilibrios constituyen un factor de riesgo psicosocial, en la medida en que las mujeres perciben la discriminación en el desarrollo de su carrera profesional. La ausencia de procedimientos claros en los procesos de selección y de promoción, o la falta de transparencia en la política salarial pueden constituir factores de riesgo psicosocial que afectan a las mujeres en mayor medida", ha apuntado la consejera.

Finalmente, ha manifestado que la integración de la perspectiva de género en la prevención de riesgos laborales "pasa necesariamente por investigar las áreas relevantes para las mujeres trabajadoras que hasta ahora no han sido abordadas de forma suficiente, no subestimar los riesgos laborales a los que se exponen, aumentar su participación en las decisiones sobre salud laboral y garantizar que las medidas preventivas adoptadas sean las apropiadas".

Por su parte, el director general de Osalan, Alberto Alonso, ha explicado que, en función del informe 'Cifras sobre la situación de mujeres y hombres en Euskadi' y la Encuesta de la Población en Relación con la Actividad, las mujeres suponen el 55,2% de la población activa que realiza de manera habitual las labores de hogar, porcentaje que se eleva en el caso de ser población inactiva al 70,2%.

Además, según la 'Encuesta de presupuestos del tiempo' del Eustat, las mujeres dedican casi dos horas más al día que los hombres al trabajo doméstico y al cuidado de personas.

Alonso también ha incidido en que la actividad preventiva en empresas y organizaciones "no llega por igual" a hombres y mujeres. En este sentido, ha advertido de que, en función de la 'Encuesta de Condiciones de Trabajo' del Departamento de Empleo y Políticas Sociales, la participación de las trabajadoras en las distintas actividades desarrolladas en la empresa relacionadas con la seguridad y la salud laboral es "significativamente menor" que el de los trabajadores.