Inguruko Hegaztiak

Bird Center acerca las aves a los hogares

El proyecto Inguruko Hegaztiak llenará de comederos jardines y patios de colegio

Aritz Erdaide - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Gautegiz-Arteaga- Con el objetivo de conocer las aves del entorno más próximo mediante la participación ciudadana, Urdaibai Bird Center vuelve a poner en marcha un año más el proyecto Inguruko Hegaztiak -aves autóctonas- de cara al invierno que se acerca. Se trata de un proyecto con gran arraigo a nivel europeo, especialmente en Gran Bretaña donde cada año participan 600.000 familias y que cuenta con la colaboración de la Diputación Foral de Bizkaia y de Eneek, el Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi. Todo ello, mediante la instalación de sencillos dispositivos que atraigan a las aves y posibiliten su alimentación.

El proyecto que han planteado desde el Urdaibai Bird Center de cara a este año se abrirá a todos los centros escolares de Urdaibai que quieran participar, así como a aquellas familias o personas que de manera individual quieran hacerlo. Para este año seguirá en marcha una cuenta con un blog en Internet sobre el proyecto, donde los participantes pueden encontrar toda la información referente al plan y donde podrán mostrar sus avistamientos, información, fotos y vídeos de las aves de su entorno. Los comederos, por tanto, son el foco de atracción, logrando generar una dinámica en los jardines de una gran presencia de aves de diferentes especies.

Asimismo este año sigue vigente el acuerdo de colaboración firmado el año pasado entre el Urdaibai Bird Center y Eneek. En base a ello, en la medida de lo posible, toda la alimentación que se va a utilizar para el proyecto Inguruko Hegaztiak será de origen ecológico, y producida en explotaciones del entorno. Es el caso de las pipas de girasol y el mijo, por ejemplo, que han sido producidas en la llanura alavesa y tienen el certificado del propio Eneek.

El proyecto comenzará este mes de noviembre y los interesados se podrán ir apuntando a lo largo de todo el invierno. Al finalizar el proyecto se publicará en el blog la información acerca de los datos recogidos de las fichas de identificación de aves, con el fin de conocer la evolución estacional de las diferentes especies que visitan los comederos instalados en los jardines de cada participante.

Desde la organización detallaron que para participar en este proyecto tan solo es necesario disponer de los siguientes elementos: un espacio físico mínimo de zona verde con algún árbol o disponer de un entorno perimetral arbolado;disponer de dispositivos de alimentación para las aves (comederos de mesa para alpiste o semillas, de malla para cacahuetes, por ejemplo) al menos, mantenido siempre con alimento. Estos dispositivos pueden ser fabricados por los propios participantes o acercarse a la tienda del Bird Center y adquirirlos allí mismo y por último, aquellos que quieran tomar parte en el proyecto deberán mandar un correo electrónico a la dirección aranzadi@birdcenter.org proporcionando un contacto y detallando que se quiere participar en el proyecto Inguruko Hegaztiak. Una vez hecho esto, desde la organización se encargan de enviar la información necesaria para participar. Pequeños pinzones procedentes de Escandinavia o luganos y petirrojos que ya han llegado de los Países Bálticos se encuentran cerca de las casas y jardines ubicados en Urdaibai. “Ha llegado el momento de sacar los prismáticos y las cámaras de fotos para disfrutar de este espectáculo de la naturaleza que tenemos delante de nuestros ojos”, detallaron los organizadores.

El proyecto Inguruko Hegaztiak logra, en definitiva, beneficiar a todas las partes, ya que las aves pueden tener de este modo nuevos lugares para poder alimentarse y su visita crea la ocasión idónea para que las personas participantes puedan contemplar las distintas aves y admirar su belleza desde una perspectiva más cercana.