entrenador del Villarreal

El cuento de Calleja

El entrenador del Villarreal, promocionado desde el filial con la liga en marcha, presenta números de Champions

Un reportaje de Arkaitz Aramendia - Martes, 14 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

uN cuento de hadas. Eso parece el recorrido completado hasta la fecha por Javier Calleja (Madrid, 1978) al frente del Villarreal. El técnico, promocionado desde el filial castellonense el pasado 26 de septiembre en sustitución de Fran Escribá, ha caído de pie en un banquillo que parece hecho a su medida. Los resultados, fabulosos hasta la fecha, avalan su arriesgada elección después de que el submarino amarillo iniciara el curso con una manifiesta irregularidad, reflejada en los siete puntos sumados en las seis primeras jornadas de liga y una discreta decimocuarta posición en la tabla. La contundente derrota sufrida a manos del Getafe en el Coliseum, choque en el que los pupilos de Pepe Bordalás se impusieron por un sorprendente 4-0, supuso el fin de Escribá y el nacimiento de un nuevo proyecto liderado desde la banda por Calleja, jugador del Villarreal entre 1999 y 2006.

Su bajo perfil como técnico, en lugar de cautivar de primeras a la afición amarilla, multiplicó las dudas en torno a un equipo que lejos de dar continuidad a un flojo arranque de campaña, inició entonces su particular despegue. Lo hizo, con Calleja al mando de las operaciones, con un auténtico lavado de cara de por medio. Más allá de los jugadores escogidos para dar forma al teórico once inicial, el joven entrenador madrileño dibujó un cambio de sistema que ha sentado a las mil maravillas al Villarreal, que visita el domingo San Mamés en pleno estado de bienestar. A ello ha dado pie el 4-4-2 implantado por Calleja en forma de rombo en el centro del campo, con el juego interior como vía a explotar y Carlos Bacca y Cedric Bakambu en la búsqueda constante del gol. Futbolistas como el ahora lesionado Samu Castillejo, Rodrigo y, sobre todo, Pablo Fornals se han beneficiado de un nuevo sistema en el que el fútbol vertical ha ganado enteros a la espera de la aparición en escena de los dos puntas, en continuo ataque de los espacios generados a la espalda de las defensas rivales.

Una muestra de la renovada manera de afrontar cada partido que ha implantado Calleja, con una intensa presión en campo rival tras pérdida de balón, se ve reflejada en los registros goleadores del equipo castellonense, que en las cinco últimas jornadas ha duplicado los goles marcados en las seis primeras citas de LaLiga Santander, en las que presentaba seis dianas en su haber. Dieciocho son ahora los goles firmados en liga por un desatado Villarreal, que ha sumado trece de los quince puntos posibles con Calleja como técnico tras ganar a Eibar (3-0), Girona (1-2), Las Palmas (4-0) y Málaga (2-0) y empatar a un gol ante el Atlético de Madrid en la visita al Wanda Metropolitano.

El hecho de haber triplicado prácticamente los puntos obtenidos de la mano de Escribá, con un partido menos disputado, se traduce en que el conjunto amarillo ocuparía la segunda posición en la clasificación en caso de contabilizar solo las cinco últimas jornadas. Calleja, no en vano, suma los mismos puntos que el Barcelona, trece, y solo dos menos que el Valencia, equipo que ha hecho pleno con Marcelino García Toral, a quien el entrenador madrileño superó precisamente en la última jornada al ganar al Málaga y mejorar así los once puntos que logró el asturiano al frente del Villarreal en los cinco primeros encuentros de la temporada 2013-14.

un borrón en copaEl único disgusto de Calleja en su estreno en la elite como técnico tuvo lugar el pasado 25 de octubre en el estreno copero. La Ponferradina, contra todo pronóstico, venció por 1-0 al Villarreal en un partido en el que el preparador madrileño colocó sobre el césped un once inicial repleto de novedades. Canteranos como Cantero, Pau, Ramiro y Leo Suárez fueron titulares en un envite que asoma como el único borrón hasta la fecha de Calleja, quien dejó el filial amarillo para hacerse cargo del primer equipo después de haber protagonizado también un más que solvente arranque de curso con el Villarreal B. El entrenador madrileño, que ve ahora al submarino amarillo clasificado en quinta posición, había sumado catorce puntos en las seis primeras jornadas dentro del grupo tercero de la Segunda División B, asomando en segundo lugar en la tabla. En temporadas previas, Calleja ganó tres ligas consecutivas y una Copa de Campeones con el juvenil del Villarreal, club que se felicita ahora por haber apostado por sus servicios en detrimento de Fran Escribá.