la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno

'La Manada' niega la violación grupal de Sanfermines y uno reconoce el robo del móvil a la víctima

El juicio tendrá diez sesiones. A los procesados, de entre 27 y 29 años, les imputan delitos de agresión sexual, robo violento y contra la intimidad

La víctima declara este martes junto a dos testigos y los cinco acusados lo harán el 22 de noviembre - Los acusados se enfrentan a penas de hasta 26 años de cárcel.

EFE / Enrique Conde - Lunes, 13 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 15:10h.

IRUÑEA. Los cinco acusados de haber violado en grupo a una joven madrileña de 18 años en los Sanfermines de 2016 se han declarado "inocentes" en la primera sesión del juicio que desde hoy acoge a puerta cerrada el Palacio de Justicia de Navarra, ha informado el abogado Agustín Martínez Becerra.

Los cinco están imputados por un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un tercero por robo con intimidación, por los que la Fiscalía pide 22 años y 10 meses de cárcel para cada uno. Y es que, según el escrito de la acusación, los imputados, que se hacen llamar "la manada", bajaron la ropa interior de la joven y le obligaron a realizar felaciones a todos ellos, que también le penetraron, uno anal y vaginalmente, sin usar preservativo y "valiéndose de su superioridad física y numérica" y de la "imposibilidad" de la joven de "ejercer la más mínima resistencia".

Mientras, dos de ellos, "sin el conocimiento ni consentimiento" de la chica, hicieron grabaciones de vídeo y fotografías con sus móviles, "con la intención de vulnerar la intimidad de la víctima y posteriormente mostrarlos, enviarlos y difundirlos a su grupo de amigos". La acusación añade que cuando "se dieron por satisfechos" y antes de abandonar el lugar, un portal de un céntrico edificio de Pamplona, se apoderaron del móvil de la víctima para que "no pudiera solicitar auxilio". Sin embargo, al terminar la sesión de hoy, el letrado Martínez Becerra, que defiende a José Ángel P.M., Jesús E.D. y Ángel B.F, los tres en la prisión de Pamplona desde hace 16 meses, ha comentado a los periodistas que sus clientes, que siempre han sostenido que fueron relaciones consentidas, se han declarado "Inoventes"" Lo mismo ha sucedido con los otros dos acusados, el militar Alfonso Jesús C.E. y el guardia civil Antonio Manuel G.E, presos en la cárcel miliar de Alcalá de Henares (Madrid), aunque este último sí ha admitido haber "sustraído" el móvil de la joven.

Está previsto que el juicio se prologue hasta el día 24 a puerta cerrada para preservar la intimidad de la chica, que pide para los procesados 24 años y 9 meses de cárcel, mientas que las acusaciones populares solicitan más de 25 años. Precisamente estas acusaciones, ejercidas por el Gobierno de Navarra y el Ayuntamiento de Pamplona, han sido una de las cuestiones previas que hoy ha abordado el tribunal. Las defensas de los acusados ha pedido que ambos sean apartados del caso ya que la acusación popular la ejercen asociaciones y otras entidades pero no las instituciones salvo que sea un caso de violencia machista y este o lo es. El tribunal no ha aceptado la petición, como tampoco la planteada por la Fiscalía para que los procesados sean los primeros en declarar, lo que tendría que suceder mañana y no el día 22 como se ha señalado.

 Por tanto, rechazado el cambio de orden, el juicio continuará mañana con el testimonio de la joven, para la que el tribunal ha pedido protección y que no se encuentre con los acusados en ningún momento, por lo que llegará al Palacio de Justicia acompañada por la Policía y declarará mientras los imputados siguen su testimonio desde otra sala por videoconferencia. Para próximos días están citadas medio centenar de personas entre policías, testigos, y peritos psicólogos y forenses, aunque posiblemente decaiga algo la expectación que este juicio ha levantado, como lo probaba esta mañana la presencia de agentes y vehículos de la Policía Foral en número superior al normal y los 30 medios de comunicación acreditados. Una expectación que sin embargo no ha supuesto ningún tipo de facilidad informativa ya que a las sesiones a puerta cerrada se suma el hecho, de que, salvo las breves declaraciones que ha realizado hoy Martínez Becerra, ninguna de las partes tiene reviso comparecer ante la prensa en sucesivas jornadas.


A LAS 10 DE LA MAÑANA

El juicio contra los cinco acusados por la supuesta violación de una joven madrileña en los Sanfermines de 2016 ha comenzado hoy a las diez de la mañana en el Palacio de Justicia de Pamplona y finalizará el 24 de noviembre tras diez sesiones. Mañana tendrán lugar las declaraciones de la denunciante y dos testigos, mientras que en la sesión del 22 de noviembre se realizará el interrogatorio a los acusados. El fiscal reclama 22 años y 10 meses de prisión para cada uno de ellos por tres delitos. También pide 100.000 euros de indemnización por el daño moral ocasionado a la víctima y otra al Servicio Navarro de Salud por 1.531,37 euros.

Es tiempo de Justicia. El suceso estremecedor y que conmocionó a la ciudad -su seguimiento en el circo mediático carente de rigor también ha resultado conmovedor- sienta en el banquillo a cinco acusados de Sevilla. Son Antonio Manuel Guerrero Escudero (2-1-1989), agente de la Guardia Civil en el momento de los hechos;Jesús Escudero Domínguez (26-6-1990), primo del anterior;Alfonso Jesús Cabezuelo Entrena (20-11-1988), militar profesional;José Ángel Prenda Martínez (25-12-1989), hincha de los Biris;y Ángel Boza Florido (17-10-1991). Se enfrentan a penas que oscilan entre los 22 años y 10 meses que reclama la Fiscalía y los 25 años y nueve meses que reclama el Gobierno de Navarra. El Ayuntamiento de Pamplona exige 25 años y 9 meses mientras que la acusación particular reclama 24 años y 9 meses. Se les imputan tres delitos. El más grave, un delito continuado de agresión sexual, otro contra la intimidad y un delito de robo con violencia e intimidación, al haber sustraído el teléfono móvil a la víctima después de supuestamente haberla violado en grupo. Este hecho, el hurto, ha sido reconocido por el agente del Instituto Armado que está acusado. Sin embargo, él dice que se lo entregó a otro procesado, Ángel Boza, que niega lo anterior. Sea como fuere, el motivo de discusión entre las defensas no deja de ser sorprendente.

20 POLICÍAS, 17 TESTIGOS, 10 PERITOS

Por la vista oral, que discurrirá a puerta cerrada para proteger la intimidad de la víctima, desfilarán hasta 20 policías, 17 testigos y 10 peritos bien forenses, psicólogos o genetistas, que serán los comparecientes a lo largo de las diez sesiones del juicio por la violación grupal de Sanfermines. El tribunal encargado del juicio será la Sección Segunda de la Audiencia Provincial de Navarra, compuesto por los magistrados José Francisco Cobo, Ricardo González y Raquel Fernandino, todos con amplia experiencia en materia penal. El juicio arrancará con las cuestiones previas que puedan plantear las partes personadas y seguirá con el reconocimiento o no de los hechos por parte de los acusados. Pero entonces, los cinco procesados solo deberán responder si conocen los hechos que se le imputan y si los aceptan, algo que no reconocerán ninguno de los acusados (solo el guardia civil dirá, según su escrito, que hurtó el móvil de la chica). En las cuestiones previas, un asunto de puro procedimiento judicial donde las partes plantean algunas pruebas nuevas o discrepan sobre otras propuestas. En este caso, el abogado defensor del guardia civil ya ha propuesto que se aparten del procedimiento a las acusaciones populares, en este caso el Ayuntamiento de Pamplona y el Gobierno foral. Difícil, por no decir imposible, que prospere tal invocación a estas alturas.

los acusados declaran al final Pero al contrario que en otros juicios, donde los acusados declaran en primer lugar, en este caso la Sección Segunda decide para mayor garantía de su defensa que los encausados declaren en último lugar, Lo harán el 22 de noviembre, en la antepenúltima jornada y antes de los testigos propuestos por sus defensas. Para la vista, además de concentraciones movilizadas por asociaciones que luchan contra la violencia de género como Lunes Lilas, está confirmada la presencia de una treintena de medios de comunicación, si bien, como se recordará, no pueden acceder a la sala. Los acusados llegarán directamente al parking del Palacio de Justicia desde prisión, donde permanecen desde el 7 de julio de 2016. Solo el guardia civil y el militar fueron trasladados a cárceles fuera de Pamplona.

SIN PÚBLICO NI PRENSA

Para proteger la intimidad. El juicio por la supuesta violación grupal denunciada durante los Sanfermines de 2016, de la que se acusa a cinco jóvenes sevillanos, se celebrará íntegramente a puerta cerrada, sin presencia de público ni de medios de comunicación. Así lo ha establecido la Sección Segunda de la Audiencia de Navarra para proteger “el derecho fundamental a la intimidad” de la denunciante, así como para salvaguardar a ella y a los cinco acusados de una “indeseada e indeseable exposición pública aireando aspectos relativos a su intimidad corporal y vida sexual” que pertenecen a la esfera personal.

PENAS SOLICITADAS

Fiscalía


22 años y 10 meses de prisión.

- Delito continuado de agresión sexual: 18 años de cárcel.

- Delito contra la intimidad: 2 años y 10 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e intimidación: 2 años.

Indemnización: 100.000 euros.

Acusación particular

24 años y 9 meses.

- Delito continuado de agresión sexual: 18 años y 9 meses.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e intimidación: 2 años y 9 meses. Indemnización: 250.000 euros.

Ayuntamiento de Pamplona

25 años y 6 meses.

- Delito continuado de violación: 18 años y 9 meses.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e intimidación: 6 meses.

Indemnización: 250.000 euros.

Gobierno de Navarra.

25 años y 9 meses

- Delito continuado de violación: 18 años y 9 meses de cárcel.

- Delito contra la intimidad: 3 años y 3 meses de cárcel.

- Delito de robo con violencia e intimidación: 3 años y 9 meses. Indemnización: 250.000 euros.

MEDIOS ACREDITADOS 30

El TSJN ha recibido solicitudes de 30 medios de comunicación para acreditarse de cara a la vista oral, a la que no se puede asistir. El juicio tendrá una duración de doce días en los que tomarán parte además de la víctima y los acusados, testigos y policías.