repaso a la historia rojiblanca

Una mirada centenaria

El reconocido periodista Eduardo Rodrigálvarez, autor del libro ‘100 jugadores del Athletic, de William a Williams’, se sumerge con DEIA en las singularidades de su última obra

Un reportaje de Arkaitz Aramendia - Domingo, 12 de Noviembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

el fútbol, deporte de masas y cuna de pasiones, va más allá del balón y de lo estrictamente tangible. Más aún si se centra la mirada en aspectos singulares, especiales en fondo y forma. A ello se ha dedicado de nuevo el reconocido periodista Eduardo Rodrigálvarez (Bilbao, 1955) con el corazón, los recuerdos y los conocimientos adquiridos como inquebrantables sustentos, para poner al alcance de quien lo desee el libro 100 jugadores del Athletic, de William a Williams. El volumen, editado por Lectio Ediciones y que cuenta con 208 páginas a través de las cuales poder profundizar en la huella de un centenar de leones con sello e historia propia, se encuentra ya a la venta y disponible por tanto para ser devorado y disfrutado con el Athletic como razón de ser... y sentir.

Es así, no en vano, como acierta el redactor y escritor bilbaino en el arte de convertir sus emociones, sensaciones, opiniones y experiencias en letras destinadas a servir de lazo de unión con el pasado y presente de una entidad marcada por su centenario recorrido, en el cual se sumerge Rodrigálvarez para dar forma a un libro que ha visto la luz tras un año de minuciosa elaboración y sentida dedicación. “Qué menos. Es una elección de cien jugadores entre seiscientos y pico y hay una parte objetiva, porque a ver quién no pone a Zarra, Pichichi, Iribar, Uriarte o Rojo. Ahí coincidiríamos todos, pero también he querido tratar bien esa otra parte en la que están jugadores que, sin tener una trayectoria espectacular en el Athletic, han aportado algo singular”, explica el periodista vizcaino, quien subraya asimismo que el club rojiblanco “a veces también se mantiene gracias a ese tipo de futbolistas que sostienen al equipo”.

En el libro, además, hay cabida para el fútbol femenino y la profunda huella de mujeres como Nerea Onaindia, Eli Ibarra y Erika Vázquez, presentes en una edición titulada de William a Williams, un título que Rodrigálvarez vio con total nitidez desde el principio. “Descubrí que había un tal William Dyer en el equipo primigenio del Athletic, el que ganó la Copa Coronación, que su familia también tenía una historia y luego está Williams, el último futbolista que cambia un poco la manera de ver las cosas y que marca un antes y un después en la sociología del Athletic”.

En base a ello se prendió una llama que envuelve todo tipo de épocas y protagonistas en clave rojiblanca, lista para ser degustada por toda clase de aficionados y seguidores del Athletic, un club con inconfundible aroma propio que no ha sido ajeno al paso del tiempo tras dejar atrás un pasado en el que los futbolistas “tenían mucha vida y cosas que contar”. “Ahora, como son tan profesionales, predomina la doble f: familia y fútbol. Cuando me dispuse a transmitir mis sensaciones sobre los cien jugadores seleccionados, basadas en datos reales, vas viendo cómo a medida que el profesionalismo se va instaurando, todo cambia muchísimo”, recalca quien figura como cronista del Athletic en El País desde 1989, tras haber trabajado en DEIA.

LA MOTIVACIÓN DE “CONOCER” El jugador número 101 en su cuarto y “quizás último libro”, en caso de haber escrito sobre “101 dálmatas rojiblancos”, por ejemplo, “sería Markel Susaeta, pero eran cien”. “Seguramente he sido injusto con él, al igual que con tantos otros”, admite Rodrigálvarez, quien añade, en dirección a los lectores, que “nadie conocerá a todos los jugadores que aparecen y la inquietud de conocer aquello que no sabes es lo que puede motivar a leer este libro”. “Se enterarán de cosas y de futbolistas que han pasado por el Athletic de los que no sé si alguien tendrá incluso constancia, como pasa con Didixein. Yo le encontré en una alineación y no había información alguna por ahí, pero me propuse saber quién era”, agrega el autor de un libro con mirada centenaria que ha nacido desde las entrañas rojiblancas y que remarca la necesaria identificación colectiva con el Athletic, toda vez que “quien discuta el sentimiento, discute el Athletic y el día que eso se pierda, el club igual gana una liga, pero será otra cosa. No sé si peor o mejor, porque no soy juez, pero no será el Athletic”.