catalunya abre una crisis de estado

La jueza acusa a los líderes de ANC y Òmnium de alentar las movilizaciones en la calle

Sànchez, Cuixart y Trapero, citados el lunes en la AN por delito de sedición

E.P./Efe - Jueves, 12 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

MADRID. La jueza de la Audiencia Nacional Carmen Lamela ha vuelto a citar para el próximo lunes al mayor de los Mossos d’Esquadra, Josep Lluis Trapero, la intendente Teresa Laplana y a los presidentes de ANC Jordi Sánchez, y de Òmnium Cultural, Jordi Cuixart. La magistrada del Juzgado Central de Instrucción número 3 de la Audiencia Nacional les vuelve a citar tras incorporarse un nuevo atestado de la Guardia Civil a la causa que investiga los incidentes ocurridos en Barcelona el 20 y 21 de septiembre y que apunta que los imputados por delito de sedición formaban parte del organigrama del Govern para promover la independencia. Además llama a declarar en calidad de testigos a la secretaria judicial del Juzgado número 13 de Barcelona y a dos agentes de la Guardia Civil en relación con los incidentes ocurridos esos días durante los registros y detenciones a altos cargos del Ejecutivo catalán por el referéndum del pasado 1 de octubre.

El nuevo atestado de la Guardia Civil incorporado a la causa denunciaba que los Mossos mantuvieron una “actitud pasiva” ante la concentración de un elevado número de personas frente a los centros en los que se desarrolló el referéndum y precisaba que, en algunos casos, evitaron intervenir cuando los agentes del Instituto Armado fueron agredidos.

Además se acusaba al director general de los Mossos d’Esquadra, Pere Soler, de montar “contravigilancias” para “blindar” a los miembros de la Generalitat a pesar de la suspensión del Tribunal Constitucional y de transmitir a Trapero las órdenes para el cumplimiento de estos requerimientos.

Lamela les ha citado a todos ellos el lunes a partir de las 9.00 horas tras notificar un auto rechazando la declinatoria de competencia que Sánchez y Cuixart plantearon a favor de los juzgados de Barcelona, y en el que destaca que los hechos ocurridos el 20 de septiembre y durante el 1-O no fueron “aislados” sino que forman parte de una hoja de ruta para la independencia en la que juegan un papel “esencial” la ANC y Ómnium Cultural. Según la jueza, “en la estrategia diseñada, su actividad -la de Sànchez y Cuixart-, tras la aprobación de las leyes de desconexión y de la Ley de convocatoria del referéndum, resultaba esencial para dirigir todas las sinergias independentistas en una misma dirección que culminase con la movilización de la totalidad de la sociedad catalana que comulgaba con la tesis soberanista”.

Añade que los hechos no son aislados, “sino que se enmarcan dentro de una estrategia compleja” en la que colaboran Cuixart y Sànchez, y que ambos “forman parte de un comité estratégico con unas funciones concretas a ejecutar”, tal y como señalaba la Guardia Civil en el último atestado.