EN EL ENCUENTRO QUE MANTUVIERON AYER TRAS LA INTENSA JORNADA EN EL PARLAMENT

Sánchez y Rajoy pactan abrir la reforma constitucional dentro de seis meses

Una vez que se cierre la comisión parlamentaria que estudia la modificación del sistema territorial

EFE - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 13:30h.

MADRID. El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, ha anunciado este miércoles que ha acordado con el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, abrir en 2018 en el Congreso de los Diputados el debate para la reforma de la Constitución.

Por su parte, los socialistas se han comprometido con Rajoy a apoyarle en la aplicación del artículo 155 de la Carta Magna en Cataluña si el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, no da marcha atrás de manera clara en sus planes de constituir una República catalana independiente.

En rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz, Sánchez ha explicado que considera "evidente" que el Gobierno ha activado la vía prevista en el artículo 155, que no equivale a presuponer que vaya a aplicarse, algo que será sólo "responsabilidad" de Puigdemont.

Sánchez ha compartido con Rajoy la "interpretación" que tienen los socialistas sobre este artículo, que permite al Gobierno adoptar todas las medidas para forzar a las autoridades de una autonomía a cumplir la ley y se ha mostrado seguro de que Rajoy la tendrá en cuenta a la hora de actuar.

El líder del PSOE ha indicado que corresponde al Gobierno fijar el plazo que se le da a Puigdemont para responder al requerimiento y ha desvinculado los trabajos parlamentarios para modernizar el modelo territorial e iniciar después el debate sobre la reforma constitucional de la respuesta que dé Puigdemont.

Según ha manifestado Sánchez en una rueda de prensa tras presidir la reunión extraordinaria de la Ejecutiva Federal del PSOE, "es evidente que se está activando" este artículo de la Constitución, aunque otra cosa es su aplicación, que depende de la respuesta de Puigdemont.

Por eso, en su comparecencia en la sede del partido en Ferraz, tras la intervención ayer de Puigdemont ante el Parlament y la medida aprobada hoy por el Gobierno, Sánchez ha dicho que en función de lo que explique el presidente catalán "será él el responsable de que el Estado de derecho responda" con los instrumentos legales necesarios.

Para Sánchez, si Puigdemont quiere diálogo "el Congreso es el perfecto mediador", por lo que ha instado al presidente catalán a acudir a la Cámara Baja a explicar su proyecto y poder empezar "a resolver esta crisis que dura ya muchos años".

El líder del PSOE ha afirmado que siempre va a estar "en la respuesta mesurada y proporcional para solucionar esta crisis" por lo que "comparte" con el Gobierno "la necesidad de que Puigdemont aclare exactamente qué quiso decir ayer".

Ha considerado "urgente y necesario" que el presidente catalán clarifique su declaración de ayer para "sacar del pantano en el que ha metido a la política catalana, después de decir lo que no dijo o aparentemente dejó de decir".

"Ni los catalanes ni toda la sociedad española se merecen seguir con la angustia de saber si quienes dirigen las instituciones catalanas han declarado la independencia, tienen que clarificarlo", ha advertido.

A su juicio, si esta cuestión no se aclara la situación "corre el riesgo de verse aún más empantanada" y ha señalado que ahora tienen la "oportunidad" de hacerlo en respuesta al requerimiento del Gobierno.

El líder socialista calificó de "ceremonia del absurdo" la declaración "tan dura e irresponsable" realizada ayer por Puigdemont.

Sánchez ha explicado que en las conversaciones que ha mantenido estos días con Rajoy han hablado acerca del artículo 155, sobre el que el PSOE "tiene una interpretación" que ha planteado al presidente y se ha mostrado convencido de que éste la tendrá en cuenta para su aplicación "en caso de que el bloque soberanista" persista en su desafío.

Pero Sánchez no ha querido explicar, en respuesta a preguntas de los periodistas, cuál es esa interpretación. "Cada cosa a su tiempo", se ha limitado a indicar.

Por otra parte, Sánchez ha negado que la respuesta ante el conflicto catalán haya abierto una brecha con el PSC en el seno de su partido, sino que por el contrario hay "absoluta coordinación" con los socialistas catalanes, liderados por Miquel Iceta.

De hecho, ha explicado que ayer, durante su reunión con Rajoy en La Moncloa, hizo una llamada a Iceta. "Si ha habido algo en estos meses es una absoluta coordinación, pero no por una cuestión táctica, sino por absoluta convicción", ha concluido.