mítico mundo creado por Atxaga

‘Obabakoak’, el aliento más poético de Atxaga, llega al Teatro Arriaga

La obra está dirigida por Calixto Bieito y será estrenada el próximo miércoles

Araitz Garmendia - Miércoles, 11 de Octubre de 2017 - Actualizado a las 06:08h.

bilbao- “Amor, desamor, la infancia, el deseo, la muerte, la locura, la naturaleza...”, todo eso y más abarca el mágico y mítico mundo de Obabakoak, creado por Bernardo Atxaga hace 29 años, en palabras de Calixto Bieito. El director del Arriaga sube el telón del escenario del teatro bilbaino para acoger este montaje que se estrena en euskera el próximo miércoles -para verlo en castellano habrá que esperar hasta el 23 de noviembre-, y al que define como “un poema sinfónico-visual para once voces en el que no se ha incluido ninguna palabra que no sea de su autor”.

Bieito se ha valido de proyecciones, música, expresión corporal y coreografías para componer un montaje que va “más allá del teatro” y para el que cuenta con intérpretes vascos de primer nivel: Joseba Apaolaza, Itziar Lazkano, Iñake Irastoza, Lander Otaola, Gurutze Beitia, Eneko Sagardoy, Ylenia Baglietto, Miren Gaztañaga, Ainhoa Etxebarria, Koldo Olabarri y Karmele Larrinaga.

El director artístico del Arriaga, que presentó ayer la obra junto al alcalde de Bilbao, Juan Mari Aburto;Gorka Martínez, director de BBK;Nekane Alonso, concejala de Cultura, y el propio Atxaga, explicó que se ha acercado “con modestia y ambición” a una novela que califica como “total” -término utilizado por Wagner en la ópera- ya que “dentro de Obabakoak se encuentra todo: reflexiones y pensamientos sobre todo, paisajes humanos que abarcan todo”.

La idea de llevar Obabakoak a escena surgió durante un paseo de Bieito con el propio Atxaga en Asteasu, localidad natal del autor: “Todo está en esta hermosa y deslumbrante novela. Nos hemos dejado arrastrar por las palabras, las imágenes y nuestras propias experiencias como aquel río que fluye constantemente”.

“En esta adaptación libre pero inundada del espíritu de Bernardo Atxaga y su Obaba, los personajes aparecen como paisajes humanos llenos de amor, de deseo, recuerdos, miedos e incertidumbres”, describió el director, quien ha contado con la colaboración de la creadora suiza Sarah Derendinger para las proyecciones audiovisuales y el maestro Carlos Imaz para los arreglos musicales y vocales.

Por su parte, el escritor de Asteasu, que recibió el Premio Nacional de Narrativa en 1988 y el Premio Euskadi por este trabajo, aseguró que se ha mantenido al margen en el proceso de adaptación de Bieito, ya que “el autor de la obra no debe interferir, debe dejar que la gente trabaje a su aire”, por lo que acudirá al estreno con familia y amigos “como un espectador más”.

Recordando una anécdota junto a Karlos Arguiñano en la que hizo la cena con lo poco que tenía aquel día en la cocina, Atxaga aseguró que “de forma parecida, cuando me puse a escribir Obabakoak, tenía en mente escribir desde la cocina que yo conocía. Quien dice cocina dice casa, y quien dice casa dice pueblo, territorio, o lengua. Pensé que tenía que hacerlo desde ese punto, con los elementos con los que contaba, aunque un escritor no sabe todo lo que tiene en las manos”, rememoró el autor.

Atxaga, que expresó la “gran alegría” que le produce este estreno, comentó que lo que quiso reflejar en esta obra es “que el espíritu no tiene trabas”. “La vida no se agota en un solo suceso o fenómeno, la vida es compleja y es importante que haya espacios para muchas otras cosas, y el teatro da opción a que esto sea posible”, sentenció. Para seleccionar los fragmentos del libro, Bieito aclaró que se ha guiado por la frase del escritor guipuzcoano en la que dice “las historias que ha reunido el azar, no las disperse el autor”. “Me he dejado llevar por el azar, la intuición, el amor y el cariño”, apostilló.

Los intérpretes de la obra, que acudieron a la presentación, se mostraron entusiasmados ante el estreno del texto de Atxaga. “Sentimos una gran responsabilidad de estar aquí, de tener un texto de Bernardo entre manos y de que nos esté dirigiendo Calixto, de estar en el Arriaga, de poner esto encima del escenario. Estamos felices pero he de añadir que es una grandísima responsabilidad y hay un poquito de miedo”, dijo la actriz Ylenia Baglietto.

Después de su estreno en Bilbao, Obabakoak se representará en el Teatro Lliure de Barcelona en cinco funciones en euskera y con subtítulos en catalán. Posteriormente llevará a cabo una gira por Euskadi, subiéndose al escenario del Teatro Victoria Eugenia de Donostia (4 de noviembre), el Teatro Serantes de Santurtzi (9 de noviembre) y el Teatro Principal de Gasteiz (14 de noviembre), aunque Bieito adelantó que también van a viajar por Europa con esta representación.

charlasObabakoak será la producción propia más importante del Arriaga de la temporada, por lo que el teatro ha organizado varios coloquios previos a las funciones e incluso un encuentro entre Atxaga y Bieito, que tendrá lugar el 17 de noviembre en la Sala BBK a las 20.00 horas.

Así, los días 19, 20 y 21 de octubre, media hora antes de las funciones de tarde en euskera, a partir de las 19.30 horas, se ofrecerá una charla sobreObabakoak y su autor, que impartirá la asociación Zenbat Gara Elkartea en el foyer del Arriaga y que servirá de adelanto sobre lo que el público podrá ver durante la obra.

‘obabakoak’

reparto