un histórico de la acb

Álex Mumbrú emprende la ruta del adiós

El capitán del RETAbet Bilbao Basket anuncia su retirada como jugador al final de esta temporada

Roberto Calvo - Miércoles, 27 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Bilbao- Serán 21 temporadas y ni una más. Álex Mumbrú anunció ayer de forma inesperada por el tiempo y la forma, pero no sorprendente por el fondo, que este curso será el último de su carrera como jugador profesional. El lunes, en la presentación de la nueva campaña en la sede Endesa, no soltó prenda y se guardó la noticia para hacerla pública en “la ciudad que siento como mi casa”. “Llevo mucho tiempo pensando en ello. Quería hacerlo a mi manera y compitiendo al máximo nivel. Quiero disfrutar de cada momento, de cada canasta, de cada bote en la pista y cada pase que haga con mis compañeros. Intentaré ayudar a que mi equipo haga la mejor temporada posible. Quiero despedirme de Miribilla y del baloncesto;tengo un año de margen para poder hacerlo poco a poco. Intentaremos que sea lo más bonito posible”, dice en una entrevista que el Bilbao Basket difundió a través de sus redes sociales y que se realizó en el Teatro Arriaga, lugar emblemático de Bilbao para ilustrar la despedida de un jugador emblemático y legendario para el club.

El alero catalán debutó en la Liga ACB en la temporada 1997-98 en el Joventut. Alfred Julbe fue quien le hizo debutar y uno de los técnicos que ha marcado su carrera junto a Aíto García Reneses, según el propio Mumbrú ha reconocido. Tras dos etapas alternas en la Penya y el Real Madrid, llegó a Bilbao en el verano de 2009 y se estrenó con el Bilbao Basket en 11 de octubre de ese año en un partido ante el Granada en el Bizkaia Arena del BEC. “Cuando llegué, no pensé que iba a estar tantos años en Bilbao. Pero pronto me di cuenta de que sí porque desde el principio me acogieron muy bien”, admite el capitán de los hombres de negro, que es líder en partidos, minutos, triples, puntos y recuperaciones de la historia del Bilbao Basket en la Liga Endesa, siendo además segundo en rebotes y asistencias.

Solo Chichi Creus ha jugado más temporadas en la competición que Álex Mumbrú que iniciará esta temporada con 643 partidos, séptimo en la historia y muy cerca de Herreros;séptimo también en minutos con 16.120 y con Carlos Jiménez al alcance;y con 7.008 puntos, undécimo a punto de superar a Epi. Nadie duda de que mejorará ampliamente sus cifras en una temporada que será especial porque, además, jugará en el puesto de cuatro, que a lo largo de su carrera solo ha ocupado en momentos muy concretos. Pero el Bilbao Basket ha fichado a Pere Tomàs y Shane Hamminh, que tendrán que tomar el relevo y empaparse de las enseñanzas de un jugador que será irrepetible en la historia del club bilbaino. No solo por su calidad y rendimiento como jugador, que son corroborados por las abrumadoras cifras, sino porque en las últimas temporadas ha sido mucho más que un jugador y, seguramente, el principal responsable de que el Bilbao Basket pueda estar en la ACB ahora mismo.

CONTRA PADRE Y HIJOTotal, que Álex Mumbrú, que acabará su carrera deportiva con 39 años, ha superado esa barrera mítica en el deporte de las veinte temporadas como profesional, pero no esa otra que está al alcance de muy pocos que es seguir jugando más allá de los 40. No lo ha considerado necesario, al final ha escuchado a su cuerpo. Es ley de vida y el capitán del Bilbao Basket ha bromeado estos días con que ha jugado en la Liga ACB contra Tim Kempton y ahora tiene como compañero a su hijo. No hay mejor metáfora para resumir una carrera enorme, de las que dejan huella para siempre. A partir de junio, con su título de entrenador en la mano, empezará otra historia también ligada al baloncesto.