según datos del ministerio de Empleo

El alcance de los ERE baja a niveles de 2008 en Euskadi

El número de afectados cae a la mitad este año pero los despidos se duplican

A. Legasa - Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

bilbao- Las medidas de regulación siguen bajando en las empresas vascas, con algo más de 2.500 trabajadores afectados por un ERE entre enero y julio, según datos del ministerio de Empleo. Se produce un descenso del 45% en comparación con el año pasado, aunque los despidos colectivos se duplican (728 hasta julio). El volumen de trabajadores en un expediente baja así a niveles previos a la crisis muy lejos de los picos de 2009 y 2013.

Las dificultades que atraviesan media docena de grandes empresas vascas han empañado la buena marcha de la economía en los últimos meses. Compañías como General Electric, CEL o Edesa Industrial han puesto en marcha la maquinaria del despido colectivo en la CAV, mientras que otras podrían seguir estos mismos pasos si su situación no se resuelve a corto plazo. Esta situación crítica que viven algunas empresas podría explicar el incremento de los ERE de extinción de contratos en los primeros siete meses del año, en los que se produjeron algo más de 700 despidos por esta vía frente a los 350 de 2016. En todo caso, la cifra queda por debajo de la registrada en 2015, por encima de los 800, y más aun del máximo de 2012, con más de 3.000.

Teniendo en cuenta los tres tipos de ERE -extinción, suspensión y reducción de jornada-, los datos vuelven a confirmar que en líneas generales la actividad de las empresas se recupera. Los números de 2012 y 2013, con más de 31.000 vascos afectados por medidas de regulación, según los datos del ministerio, han quedado atrás. Desde entonces el descenso de los expedientes ha sido una constante de la mano de la recuperación económica, hasta que este año se retorna al nivel de 2007 y 2008.

El máximo se alcanzó en Euskadi en 2009, cuando casi 55.000 trabajadores entraron en un ERE presentado ante el ministerio. El parón de la construcción y la llegada de la crisis obligó a las empresas a tomar medidas para ralentizar la producción, básicamente de suspensión temporal.

A nivel estatal, se produce un descenso de los ERE del 39% con 34.388 trabajadores afectados. Entre enero y julio 1.743 empresas españolas adoptaron medidas de regulación con un total de 2.221 procedimientos, de los que la mayoría se cerró con acuerdo. Por territorios, el mayor número de trabajadores afectados por medidas de regulación correspondió a Madrid con 8.200, un incremento del 1%, seguida de Catalunya con 3.700, en este caso con un fuerte descenso respecto al año pasado. La CAV es la quinta autonomía con mayor alcance de los ERE en julio y Nafarroa la séptima con 2.400 afectados.