tras la derrora ante el getafe

El Villarreal despide a Fran Escribá

Calleja, técnico del filial, se hace cargo del equipo el día en el que el Alavés presenta al italiano De Biasi

Koldo Txakartegi - Martes, 26 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Bilbao- Fernando Roig, presidente del Villarreal fulminó ayer a su técnico, Fran Escribá, y entregó los galones de entrenador a Javier Calleja, exjugador del equipo, y que hasta ahora dirigía al filial, el Villarreal B. La dura derrota del pasado domingo en Getafe (4-0), ha sido el detonante, aunque el Villarreal, decimocuarto clasificado, acumula dos victorias, un empate y tres derrotas. Lo cierto es que el Villarreal ha firmado su peor arranque de Liga desde las campaña 20111-2012, en la que descendió a Segunda División, y Escribá ha sido contestado por parte de la afición.

Javier Calleja, de 39 años, fue jugador del Villarreal desde la temporada 1999-2000 a la 2005-2006. El club, en un comunicado, informó que apuesta “por un hombre de la casa para su proyecto deportivo”.

El consejero delegado del Villarreal e hijo del presidente, Fernando Roig Negueroles, señaló que la destitución de Escribá ha sido “una decisión dolorosa”. “Escribá consiguió el quinto puesto en la Liga pasada y queremos agradecerle su esfuerzo, al igual que a sus ayudantes”, dijo, y añadió que no han querido buscar fuera lo que creen que tienen en el club. “Calleja ha sido jugador del Villarreal siete temporadas y entrenador del base durante seis con unos resultados magníficos. Estamos convencidos que es la decisión acertada”, destacó.

Optimismo en el AlavésMientras tanto, el Alavés presentaba ayer a su nuevo entrenador, el italiano Gianni De Biasi, que se despachó con optimismo sobre su nuevo reto, resucitar a un equipo que ha perdido todos los partidos, asegurando que su nuevo club tiene “mentalidad ganadora”, refiriéndose a la final de Copa, aunque buena parte de aquellos jugadores ya no siguen en el Glorioso.

El técnico italiano de 61 años, que viene de una etapa de seis años como seleccionador de Albania, a la que clasificó para la pasada Eurocopa por vez primera en su historia, y anteriormente tuvo una breve experiencia en el Levante, dijo que se siente “como en casa” porque se ha encontrado con “gente humilde que trabaja con el corazón”.

“El fútbol a veces puede salir bien y otras veces mal”, añadió De Biasi, quien promete intentar “invertir la dinámica del equipo”. “El Alavés lo ha hecho bien, pero no ha tenido suerte” en este inicio liguero”. De Biasi recordó que cuando estuvo en Italia siempre luchó “por la salvación” y ha evocado su última hazaña, cuando “el año pasado, el Crotone se salvó cuando todos lo daban por muerto”.