sexta entrega de la serie

‘Amar es para siempre’ acoge a los nuevos personajes

Fernando Cayo, María Adánez y María Barranco se incorporan esta temporada

Rosana Lakunza - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

bilbao- La sexta entrega de Amar es para siempreha llegado con nuevos personajes, nuevas tramas y nuevos decorados, pero manteniendo la esencia de la serie y a actores que van perdurando a lo largo de todas las temporadas. Acumula más de 1.100 capítulos y es una de las producciones estrellas de Antena 3. Eduardo Casanova continúa en la dirección de la serie con Daniel del Casar y Verónica Viñé como coordinadores de guion. Los tres han destacado la tensión que se va a vivir en cada una de las tramas.

La serie seguirá contando con los personajes más queridos por el público, como Pelayo, Manolita y Marcelino. No obstante, la plantilla aumentará en esta sexta temporada con la incorporación de nuevos personajes. Entre ellos se encuentra María Adánez, que dará vida a Charo Ponce, además de Víctor Clavijo y Fernando Cayo, quienes interpretarán a Diego Durán y Ernesto Ortega, respectivamente.

“Este año hemos logrado algo que cada vez es más difícil y lo hemos conseguido con un elenco extraordinario. Entre los personajes veremos amor, intriga y conflicto. Todos los personajes serán ricos en matices y complejidad”, aseguró Verónica Viñé, coordinadora de guion. “Hay más peso femenino”, añadió.

“En esta temporada, tenemos un argumento muy potente”, aseveró el director, Eduardo Casanova. “Las mujeres tienen otros conflictos y tramas más complejas”, apuntó Daniel del Casar, también coordinador de guion, añadiendo: “Tenemos personajes que empiezan a trabajar en mundos de hombres que no se resignan”.

Septiembre de 1969Esta temporada, que arrancó ayer, se sitúa en septiembre de 1969, un año después de descubrir al asesino de Alonso Núñez de Losada... La protagonista será Marta Novoa (Mariona Ribas), quien comenzará a trabajar en el Semanario España Siete Días como accionista, un reto que pondrá de nuevo a prueba su tenacidad, ambición y defensa del papel de la mujer en la sociedad y en el mundo empresarial.

Tendrá que compaginar esta labor con la de criar sola a su hijo Félix e iniciará una relación con Durán, periodista del semanario. Este idilio se cocerá a fuego lento hasta llegar a un gran amor, no exento de dificultades. Marta encuentra en Durán muchos aspectos con los que se identifica. Además, es un hombre misterioso y con un punto de secretismo que le resulta atractivo.

centro de la nuevas tramasLa redacción del semanario será uno de los núcleos principales de la temporada. Aquí el espectador será testigo de cómo el orgullo de Ernesto Ortega, casado con Matilde Velázquez, se tambalea cuando su mujer decide dar rienda suelta a sus deseos con Julián Acevedo, el gran amor de su juventud, que ahora reaparece en su vida.

Ambos reavivarán una historia de amor truncada tras el exilio del escritor y Armero intentará volver a refugiarse en los brazos de Charo Ponce, una actriz venida a menos, que ahora regenta el King’s y con la que comparte un oscuro secreto... Los jóvenes también caerán en las redes del amor. Susana Acevedo, la hija de Julián, será el vértice de un triángulo amoroso en el que Javier Armero, hijo de Ernesto, e Ignacio Solano, sobrino de Quintero, se disputarán su corazón.

La buena amistad entre Javier e Ignacio se pondrá a prueba y se verá profundamente afectada por esta disputa de amor.

En el barrio, los Gómez volverán a ser testigos del desamor de María, que regresa de Miami con el corazón roto y la confianza mermada tras una relación tóxica con su productor.

También Benito y Benigna sufrirán una crisis amorosa al inicio de temporada por una lectora enamorada de él. Manolita y Pelayo intentarán brindarles consejos. Lo mismo les sucederá a Teresa y a Quintero, que tendrán que lidiar con las correrías de su sobrino Ignacio, un bala perdida que trae a Teresa por la calle de la amargura.

Nuevos decoradosJunto a los nuevos personajes, Amar es para siempre ha presentado los decorados que aparecerán en la nueva entrega. Entre ellos, el más relevante será sin duda la redacción del semanario, que incluye despachos, salas y oficinas. La casa de la familia Ortega y la de los Quintero, además del hogar de Diego Durán, serán otros de los espacios que se presentarán ante el público. Además, seguirán manteniéndose lugares ya míticos, como son el Asturiano y la casa de Manolita.

Los nuevos