un 1% en 2017

El Gobierno vasco da ejemplo con la subida de salarios a los funcionarios

La decisión del Ejecutivo pone fin a la congelación de sueldos de los años de la crisis y sube la retribución en un 1%

Xabier Aja - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

BILBAO- El Gobierno vasco ha decidido poner fin a la congelación salarial de los trabajadores del sector público y ha aprobado el incremento del 1% de las retribuciones del personal que trabaja en la Administración pública vasca para 2017. El Ejecutivo se aplica así las recomendaciones que el consejero vasco de Hacienda y Finanzas, Pedro Azpiazu, ha venido realizando desde el principio de año abogando por subidas salariales generalizadas en Euskadi al calor de la recuperación económica.

El Ejecutivo que lidera el lehendakari Iñigo Urkullu dio luz verde en el Consejo de Gobierno de ayer a la subida de sueldos al personal funcionario y estatutario de la Administración General, organismos autónomos, y entes públicos de derecho privado.

Una subida de 42 millonesEsta decisión tiene un coste presupuestario estimado de unos 42 millones de euros, que se abonarán ya en la nómina del presente mes de septiembre. La subida salarial al personal público del País Vasco se aplicará con retroactividad a fecha 1 de enero de 2017, tal y como recordó el portavoz del Ejecutivo Josu Erkoreka.

El Ejecutivo destacó que con esta decisión de subir las retribuciones, -que los sindicatos valoran como insuficiente-, cumple con el “doble compromiso” transmitido a las centrales sindicales vascas: poner fin a la congelación salarial del personal público y hacerlo, y esto es importante visto cómo el Gobierno de España analiza estos temas desde la crisis con el argumento del control del déficit, con seguridad jurídica plena.

Como se recordará, la subida de sueldos del 1% se aplicará al personal funcionario y estatutario de la Administración General, organismos autónomos y entes públicos de derecho privado.

En relación a la política retributiva en las sociedades dependientes del Gobierno vasco, el portavoz Josu Erkoreka, recordó que la aprobación del referido incremento salarial corresponde a sus propios órganos de gobierno, aunque el portavoz gubernamental dejó claro que es “voluntad” del Ejecutivo que lidera Iñigo Urkullu “extender” el incremento retributivo a todo el personal del sector público.

Un aspecto controvertido y que los sindicatos con representación en la Mesa de la Función Pública han reclamado una y otra vez es el referido a las aportaciones del Gobierno a los fondos de pensiones de los trabajadores, en concreto, las aportaciones a la EPSV Itzarri. En este sentido, Erkoreka afirmó que “continúan en vigor” los “obstáculos jurídicos” que impiden recuperar la entrega de dichas cuotas a la EPSV . El portavoz del Gobierno recalcó que dichos obstáculos “derivan” de la Ley de Presupuestos Generales del Estado.

Subidas generalizadasEn todo caso, la subida salarial a los funcionarios aunque moderada abre la veda para que desde el sector privado se pueda seguir la recomendación del consejero de Economía y Hacienda, Pedro Azpiazu, que ha señalado varias veces este año que la mejora de la economía vasca permite un margen para subir los salarios sin generar inflación.

Tras el 3,1% del crecimiento del PIB vasco en 2016 y el repunte del 2,7% en este año, Azpiazu afirmó a principios de año que los salarios podrían “repuntar” para “dinamizar la economía”. “Creemos que el incremento de la productividad nos da margen para subir los salarios de una manera no inflacionaria”.

Por su parte, los empresarios vascos agrupados en Confebask han indicado que no se opone a subidas salariales en aquellas empresas que tengan margen para hacerlo pero avisan de que una subida generalizada afectaría a la competitividad.

Retribuciones