garantizar los cuatros barcos

El comité de La Naval pide que el ERE no frustre los barcos en construcción

El Gobierno vasco prefiere “no especular” sobre el regreso de Del Dago

A. Diez Mon - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

bilbao- El comité de empresa de La Naval exigió ayer a los propietarios del astillero que garanticen que los cuatro barcos que están en estos momentos en fase de construcción “se acaban aquí con trabajadores propios” para poder entregarlos “en plazo y fecha”.

La incertidumbre ha crecido tras la presentación de un expediente de regulación de empleo de seis meses para el conjunto de la plantilla y el anuncio del despido de los eventuales. Puede darse la circunstancia de que no haya mano de obra para atender las tareas y que se prolongue el parón que ya ha obligado a detener la construcción de tres barcos. A la espera de iniciar la negociación del ERE con la empresa, los representantes de los trabajadores remarcaron ayer que cualquier decisión que se tome en el plano laboral debe tener en cuenta que la prioridad es terminar los buques. De otro modo, no solo se perdería una vía de ingresos, también se quedaría por el camino gran parte de la credibilidad del astillero.

En declaraciones a la prensa tras reunirse con representantes de Ezker Anitza-IU y preguntado sobre si el ERE puede afectar a la entrega de los barcos, el presidente del comité de empresa, José Pedro González, recordó que las listas de trabajadores afectados por el expediente se “renegociarán mes a mes con la empresa” y que ese proceso tendrá que ajustarse como un guante a los plazos de los buques.

“Si hay actividad, hay gente que se puede quedar trabajando” en el astillero, afirmó. Además, González anunció que el próximo viernes el comité del astillero entregará en el Parlamento Vasco una solicitud de comparecencia en la Comisión de Desarrollo Económico.

Por su parte, el portavoz del Gobierno vasco, Josu Erkoreka, aseguró ayer que el Ejecutivo no tiene “una respuesta clara y definitiva” por parte de Manuel del Dago sobre sus intenciones y que por ello prefiere “no especular”.

Erkoreka se refirió de este modo a la información publicada en este diario sobre una propuesta del empresario asturiano para mantener abierto el astillero. Fuentes de Lakua consultadas por DEIA aclararon que el Gobierno no ha tenido ningún contacto reciente con Del Dago. En la última conversación con el Departamento de Desarrollo Económico, Del Dago aseguró que “iba a seguir trabajando” para buscar una solución a La Naval, y se confía en que lo esté haciendo.