fase de grupos de la Europa League

Ziganda se mantiene fiel a su ideario

No convoca a Núñez ni Beñat y recurre a Etxeita y Vesga para el estreno de mañana en la fase de grupos de la Europa League ante el Hertha Berlín en el olímpico. Kepa y Laporte, aptos

Arkaitz Aramendia - Miércoles, 13 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

bilbao- José Ángel Ziganda se mantiene fiel a su ideario y a la hoja de ruta marcada en el inicio de la temporada. El técnico rojiblanco, lejos de repetir convocatoria de cara al estreno de mañana en la fase de grupos de la Europa League contra el Hertha Berlín, ha vuelto a introducir novedades en una expedición en la que figuran los recuperados Kepa Arrizabalaga y Aymeric Laporte, pero no así Unai Núñez y Beñat Etxebarria, fuera de la lista ambos tras ser titulares el pasado domingo ante el Girona en San Mamés. Entre los citados para viajar esta mañana a la capital de Alemania tampoco aparecen Ander Iturraspe, ni Sabin Merino, quienes saltaron al césped en la segunda mitad del encuentro que midió a los leones con el cuadro gerundense en La Catedral. Óscar de Marcos y Yeray Álvarez, ambos por imperativo médico y el desasistido Kike Sola son los otros jugadores que deberán ver por televisión el primer envite de una liguilla que arranca con un plato fuerte en el Olímpico de Berlín.

El Hertha, señalado como el principal adversario del Athletic en la búsqueda del primer puesto dentro del Grupo J, ejercerá como octavo rival de los leones en un arranque de curso en el que Ziganda continúa firme en su objetivo de tener enchufada a la plantilla. Tanto es así que el técnico, convencido de la necesidad de repartir minutos entre sus pupilos a fin de obtener un óptimo rendimiento colectivo en un futuro próximo, no ha dudado en dar una nueva vuelta de tuerca a una convocatoria a la que regresan Xabi Etxeita y Mikel Vesga, a quienes se intuye mañana como titulares. Se espera, no obstante, que el entrenador de Larraintzar mueva algunas piezas más del once, con posibilidades para Eneko Bóveda, Markel Susaeta e incluso Iñigo Córdoba.

Son posibles y no desconocidas variaciones en la alineación a las que podría dar forma Kuko en un compromiso que se prevé exigente para un equipo que ya tiró de oficio y consistencia en el derbi de Ipurua ante el Eibar, cuando Ziganda también introdujo cambios en el once inicial pese al empate sin goles firmado en la jornada inaugural de liga frente al Getafe en San Mamés y con un parón de liga programado justo después. El técnico rojiblanco hizo entonces hasta seis cambios en la alineación respecto al encuentro europeo disputado tres días antes como local frente al Panathinaikos. No se esperan tantas novedades mañana en Berlín, pero sí una nueva oportunidad para ver en acción a jugadores necesitados de minutos para reivindicarse ante los ojos del entrenador, que ha tirado ya de todos los miembros de la plantilla a excepción de Yeray y Kike Sola, siendo titulares al menos en una ocasión todos menos Iturraspe, Mikel Rico, Ager Aketxe y Sabin Merino.

DEBERES A DOMICILIOCon siete puntos de nueve posibles en liga, mañana será el turno de la fase de grupos de una Europa League con la que el Athletic tiene cuentas pendientes. Sobre todo, lejos de San Mamés, donde los leones no dieron la talla la pasada temporada al sumar un empate y tres derrotas en sus visitas al Sassuolo (3-0), Genk (2-0), Rapid de Viena (1-1) y APOEL Nicosia, verdugo de los rojiblancos en los dieciseisavos de final de la pasada edición al imponerse en el partido de vuelta por 2-0 y remontar así el 3-2 firmado por el Athletic en La Catedral.

“Es un debe que tuvimos y un objetivo que nos hemos marcado este año, empezar fuertes fuera y mantenernos así en casa. Así conseguiremos buenas cosas”, reconoció Iñigo Lekue ayer en Lezama, donde el lateral no ocultó el firme propósito de iniciar la liguilla con un triunfo a costa del Hertha. “El objetivo no es comenzar con un resultado no negativo, sino ganando. Es un equipo muy fuerte y empezamos fuera, pero somos capaces de sacar una victoria de allí y a eso vamos”, subrayó el propio Lekue, que espera en Berlín “un rival muy ordenado y con jugadores rápidos que salen bien a la contra”.

“Sabemos que es un gran equipo”, agregó el bilbaino, quien defendió que el juego exhibido hasta la fecha por el Athletic “no es tan malo como parece que se pone”, si bien reconoció que “tenemos mucho margen de mejora”. Lekue, además, resaltó que el plantel está capacitado a día de hoy para amoldarse “a cualquier tipo de ritmo”. “Las sensaciones son muy buenas y si hay que subir dos o tres peldaños más, el equipo es capaz”, advirtió.

Rumbo a berlín