la compañía quiere seguir en Bilbao

Britanny Ferries espera que "se arregle el grave problema de los polizones"

El responsable de Britanny Ferries en España, Manuel Pascual, ha esperado que "se arregle de alguna manera" el "grave" problema de polizones que intentan llegar a Gran Bretaña desde el Puerto de Bilbao, cuyo número se "ha calmado un poco" desde el momento "álgido" vivido a principios de verano. Asimismo, ha afirmado que la compañía desea "seguir a toda costa" en el puerto vizcaino.

EUROPA PRESS - Martes, 12 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 11:15h.

BILBAO. En declaraciones a Radio Euskadi, ha mostrado su preocupación por el "grave problema" que están causando los jóvenes que intentan llegar a Gran Bretaña en los ferris desde Zierbena y que tuvo su "momento álgido" a principios de verano. Según ha explicado, en el mes julio se vivió "un momento preocupante", que llevó a que sus clientes a comenzar a "decir que no querían que les llevásemos carga desde Bilbao", debido a los daños en la carga o en los remolques.

No obstante, ha indicado, durante el verano se han incrementado las medidas de seguridad por parte del Puerto de Bilbao y de los cuerpos policiales y la situación se ha "calmado un poco" y no hay "quejas".

El responsable de la compañía de ferris ha subrayado que no desean "irnos de Bilbao", donde la empresa cuenta con cinco líneas semanales y está "contenta". "Queremos seguir en Bilbao a toda costa. Lo único que tenemos un grave problema", ha indicado.

En este sentido, ha apuntado que, al coste de los daños en los remolques y cargas, se suma el coste de la deportación de los polizones y su escolta cuando son localizados en Gran Bretaña, así como los "problemas de prestigio" que se puedan generar.

Pascual ha precisado que, entre los jóvenes que esperan a intentar cruzar hasta Gran Bretaña en el campamento formado en Zierbena, no existe "un drama humanitario de gente que viene de guerras o de zonas de conflicto", sino que son personas que proceden de Albania y están "dirigidas por mafias".

Asimismo, ha señalado que la compañía no sufre este problema en el Puerto de Santander, desde donde parten otras de sus líneas, porque "los tribunales han decidido que éste es un problema" y los polizones son deportados a su país de origen cuando son sorprendidos. De cualquier modo, ha insistido en que la compañía desea que "se arregle de alguna manera" y seguir en Bilbao, que considera "puerto de referencia".