Una relación difícil

Iñigo Gómez Unzueta Alcalde de Artziniega - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

No me equivoco si digo que Artziniega fue el municipio alavés más perjudicado por la fusión de las cajas vascas. La creación de Kutxabank trajo de manera fulminante el cierre de la histórica oficina de BBK y dejó a Artziniega con una única oficina bancaria, la de Caja Vital.

El pasado 2 de septiembre, sábado del primer fin de semana de fiestas patronales, el único cajero que mantiene Kutxabank volvió a estropearse, por enésima vez, dejando a todos los vecinos sin la posibilidad de sacar dinero en el municipio.

Todo puede fallar, pero además de ser frecuente que se estropee en fines de semana, no entiendo que Kutxabank no sea capaz de disponer de los medios necesarios para poder reparar estos cajeros de manera inmediata el fin de semana. El servicio de atención al cliente, 900445566, se limita a decir que pasan la incidencia al servicio de cajeros, que se “resetea”, pero si eso no funciona, y muchísimas veces no resulta, Artziniega se queda sin cajero automático el fin de semana.

No entiendo que Kutxabank no tenga un servicio urgente de reparación. No entiendo que Kutxabank no instale otro cajero nuevo y no entiendo que a mí, como cliente y como alcalde de Artziniega se me diga que no me pueden dar información del estado de la incidencia cuando pido que se me avise de las actuaciones realizadas.

No tengo duda de la voluntad y el compromiso de Kutxabank con Euskadi, pero es en estos pequeños detalles en los que pido a Kutxabank que demuestre su compromiso.

Solicito a Kutxabank que resuelva de una vez el problema del cajero automático de Artziniega, bien cambiando el cajero automático por uno más moderno, instalando otro complementario, o bien implantando un buen servicio de mantenimiento para los fines de semana. Estoy seguro de que Kutxabank no me va a defraudar y que van a resolver de una vez el problema que tenemos con el cajero automático.