bandera de la concha

Urdaibai: “Ha sido un palo duro para todos”

Urdainai sufre un palo tras quedarse sin la bancera, su patrón vivió una jornada para olvidar

Miguel A. Pardo - Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Donostia- Si la cara de la moneda fue la cuadrilla de Orio y su hinchada, la cruz fue Urdaibai. Tras haber estado cuerpo con cuerpo con los aguiluchos en largo de ida, la Bou Bizkaiavio cómo en la isla Orio surfeaba varias olas y, con ellas, se esfumaba el sueño de lograr la cuarta Bandera de La Concha consecutiva. “Es un palo duro. Volviendo para dentro hemos perdido el rumbo del bote. Estábamos con ellos a la par y, de repente hemos visto que han cogido una ola y se nos han ido y ya no ha habido manera. Estoy muy dolido, es un momento difícil”, señaló un Vicente Carpintero visiblemente afectado por quedarse sin un título que habían dominado hasta el último kilómetro.

Aún con el dolor y la decepción en caliente, el patrón bermeotarra trataba de mirar al futuro más inmediato, al próximo fin de semana, cuando Urdaibaise jugará la Eusko Label Liga. “Esto no para, tenemos que levantar la cabeza, reponernos y trabajar para tratar de ganar la Liga el próximo fin de semana”, apuntó Carpintero.

La de ayer era una Bandera de La Concha muy especial para Eneko Van Horenbeke, quien anunció tras llegar a puerto que, en principio, esta será su últimaOlimpiada del remo. “Esta ha sido mi última Concha, el año que viene no volveré”, señaló el carismático remero de Urdaibai. Pese al duro golpe, pese a la decepción, Van Horenbeke puso en valor el trabajo de sus compañeros de tripulación: “No ha podido ser. Ellos han cogido varias olas buenas que a nosotros nos han venido reviradas y se nos han ido. Sin embargo, creo que hemos remado bien, hemos hecho un buen trabajo y si seguimos a este nivel, pronto, muy pronto, podremos celebrar cosas grandes. Por eso no creo que tengamos que hablar de que debemos levantar la cabeza, porque hemos hecho un buen trabajo”.

La desazón era la imagen de la cuadrilla de Urdaibai y de su afición, también la de su presidente, Agustín Aranburu. “Se te queda mal cuerpo porque hemos estado cerca. No sé qué ha podido pasar en la vuelta, hoy tampoco hemos cogido ninguna popada. Orio ha remado muy bien, pero es un palo más viendo que en el sorteo nos había tocado una buena calle, pero ya hay que centrarse en ganar la Liga, porque si se nos escapa , eso sí que sería ya un palo muy gordo”, señaló el presidente de Urdaibai.

Satisfacción en KaikuSi en Urdaibai los ánimos estaban bajos, la historia era distinta para Kaiku. Los sestaoarras acabaron en tercera posición la bandera y se fueron muy satisfechos de la bahía donostiarra. “Ha sido una regata muy dura, para los espectadores ha sido un espectáculo, pero nosotros nos hemos jugado la vida. Hemos sufrido muchísimo, pero hemos hecho un muy buen papel. Hay que ser conscientes de dónde venimos y tiene mucho mérito haber quitado el tercer puesto a Hondarribia”, explicó Iker Gimeno, patrón de Kaiku. Por su parte, Zierbena tuvo que conformarse con el sexto puesto. “A mitad del primer largo el bote ha empezado a botar, se ha cargado de agua y San Juan se nos ha ido. Hemos peleado hasta el último segundo”, explicó Borja Gómez, patrón de los galipos.