LOGROÑÉS1 - aMOREBIETA 0

El Amorebieta cae por la mínima en Las Gaunas

Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

LOGROÑÉS: Miguel, Zubiri (Min. 56, Santos), Paredes, Caneda, Borja, Arnedo, Ñoño (Min. 82, Rayco), Salvador, Marcos André (Min. 64, Aguilar), Muneta y Espina.

AMOREBIETA: Zabal, Goiria, Morgado, Simic (Min. 74, Juaristi), Luengo, Setti (Min. 69, Iturraspe), Mujika (Min. 65, Jon Ander), Ortega, Ubis, Álvaro y Seguín.

Gol: 1-0: Min. 55;Ñoño.

Árbitro: Usón Rosel (Aragón). Amonestó a los locales Arnedo y Miguel y a los visitantes Zabal, Setti, Goiria, Mujika y Álvaro.

Incidencias: Unos 3.000 espectadores en Las Gaunas.

Bilbao- El Amorebieta salió derrotado en su visita al Logroñes, que comanda la tabla tras cuatro jornadas disputadas, en las que los zornotzarras tan solo han sumado un punto de doce posibles. Al igual que las anteriores, la derrota de los azules se produjo por una diana de desventaja, materializada por el local Ñoño en el arranque de la segunda mitad. Antes, los riojanos habían desperdiciado una pena máxima. Jon Ander se topó con el portero en las dos mejores ocasiones vizcainas en busca del empate.

Joseba Etxeberria realizó algunas variaciones con respecto a las jornadas pasadas, sobre todo en el centro de la zaga, en la que apostó por los jóvenes Simic, croata, y Luengo, zornotzarra, ambos inéditos hasta ayer. El equipo riojano salió imponente y en los primeros seis minutos creó tres aproximaciones de peligro, pero los azules se replegaron y salieron airosos. Cuando el agobio ya no era tan asfixiante, Marcos André le ganó la espalda a la defensa del Amorebieta y el guardameta Zabal le derribó en el área, cometiendo penalti. Espina tomó la responsabilidad de ejecutar el lanzamiento, que impactó en el poste. Tras dicho lance, los vizcainos comenzaron a sentirse más cómodos. Cerraban bien los espacios e inquietaban por bandas. Con una buena presión, mantuvieron a los riojanos lejos de su arco y provocaron media docena de córners, pero no fueron capaces de fabricar oportunidades destacables.

Los zornotzarras adelantaron metros tras el descanso y el Logroñés lo aprovechó para armar una contra y anotar la que a la postre fue la diana decisiva, sellada por Ñoño, que pudo ampliar la renta poco después, pero intervino Zabal. La entrada de Jon Ander otorgó dinamismo al ataque y el propio ariete gasteiztarra protagonizó las dos mejores ocasiones vizcainas. Dos buenas paradas de Miguel evitaron la igualada. Pintaba a asedio de los de Etxeberria en el tramo final, pero la entrada de Rayco oxigenó a los locales, que pusieron el lazo a la victoria. - J. Baraja