primer arbitraje de una mujer en la Bundesliga

Bibiana hace historia en el Olímpico de Berlín

Esta policía de 38 años se convierte en la primera mujer en arbitrar en una de las grandes ligas de Europa

Lunes, 11 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Bilbao- El Olímpico de Berlín, estadio que el jueves pisará el Athletic en el primer partido de la fase de grupos de la Europa League, fue testigo ayer del primer arbitraje de una mujer en la Bundesliga. Bibiana Steinhaus impartió justicia en el choque entre el Hertha Berlín y el Werder Bremen, que concluyó con empate a un tanto. A sus 38 años, esta agente de policía de profesión y actual pareja del excolegiado Howard Webb, cuajó una buena actuación, puesto que pasó prácticamente desapercibida y tan solo mostró una cartulina amarilla, al visitante Per Skjelbred a los 36 minutos.

La colegiada, oriunda de Hannover, figura desde esta temporada en el listado de árbitros principales de la Primera División alemana. Casi un mes después de su puesta de largo en el partido de la Copa de Alemania entre el Bayern de Múnich y el Chemnitzer, Steinhaus rompió otra barrera al culminar, con su presencia sobre el césped, su promoción a la máxima categoría. Esa decisión, adoptada el pasado 19 de mayo por la Federación Alemana de Fútbol, resume el triunfo profesional de una pionera. Antes de su salto a la Bundesliga, Bibiana dirigió compromisos de la segunda categoría. También ofició de cuarto árbitro en partidos de la máxima división y estuvo en los Mundiales femeninos de 2011 y 2015 y en los Juegos Olímpicos de 2012. “Mi sueño había sido siempre arbitrar partidos en el fútbol profesional. Naturalmente me llena de alegría que ese sueño se haga realidad”, confesó Steinhaus.

broma de riberyComo cuarta árbitra, Steinhaus tuvo que vérselas con entrenadores bastante explosivos como Jürgen Klopp, durante su época en el Borussia Dortmund, o Pep Guardiola, durante su era en el Bayern de Múnich. La última vez que Steinhaus generó titulares fue durante Bayern- Chemnitz del torneo del K.O. alemán. El vigente campeón de la Bundesliga tuvo una falta a su favor cuando ganaba 4-0 y el francés Franck Ribery, mientras colocaba el balón para lanzar la falta, se permitió una broma típica suya y desató los cordones de uno de los botines de Steinhaus. La colegiada amonestó verbalmente, entre risas, a Ribery mientras había indignación en las redes sociales donde muchos se preguntaban si el francés se hubiera permitido la misma broma con un hombre.

Ayer, en el Olímpico, manejó con solvencia el encuentro, en el que fue seguido desde la grada por su pareja, quien entre otros encuentros arbitró la final del Mundial de Sudáfrica 2010 entre España y Holanda. Un paso más para la igualdad. En el Estado español, todos los partidos de la Liga Iberdrola son dirigidos esta temporada por mujeres. - DEIA