ha dejado ya nueve muertos

Irma pierde algo de fuerza a su llegada al sur de Bahamas

El ojo del huracán Irma llegó hoy a la isla Gran Inagua (sur de Bahamas) con vientos máximos de hasta 260 kilómetros por hora que lo mantienen en categoría de intensidad 5 pese a que ha perdido algo de fuerza en las últimas horas, informó el Centro Nacional de Huracanes de EEUU (NHC, en inglés).

Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Miami- Cuatro muertos en San Martín y daños devastadores que alcanzan los 100 millones de dólares en Barbuda, donde el 90% de la población perdía su hogar y fallecía una niña, es el balance provisional del paso del huracán Irma por las Antillas Menores. En Puerto Rico ascendían a tres los fallecidos. El lado francés de San Martín fue el gran perjudicado por el paso de Irma el miércoles por las pequeñas islas que conforman las Antillas Menores, donde medios locales hablan de otro fallecido en Anguila aunque, sin información oficial al respecto.

La información llega con cuenta gotas desde las islas debido a la destrucción, en algunos casos total, de las infraestructuras y comunicaciones, aunque las citadas San Martín y Barbuda se llevaron, con diferencia, la peor parte del paso de Irma.

El fenómeno, de categoría 5, la máxima, llegó a registrar en la región de las Antillas Menores vientos cercanos a los 300 kilómetros por hora en algunos momentos.

Testimonios de personas que habitan la región recogidos por medios locales hablan de muros de edificios temblando, lo que provocó, en especial en San Martín y Barbuda, que las viviendas menos consistentes se vinieran abajo en masa.

Los datos oficiales, pero de carácter provisional, indican que en San Martín hubo al menos cuatro personas muertas y una veintena de heridos. Las infraestructuras quedaron además inutilizadas y el Aeropuerto Princesa Juliana terminó arrasado. El primer ministro de Antigua y Barbuda, Gaston Browne, informó de que, según un balance provisional, la situación en la segunda de las islas gemelas, Barbuda, es devastadora, con el 90% de las construcciones destruidas, a lo que hay sumar la muerte de una niña.

Antigua, sin embargo, a pesar de los daños en infraestructuras, salió mucho mejor parada, aunque el cómputo general para ambas islas es de unas pérdidas de 100 millones de dólares. En San Cristóbal y Nieves se registraron graves daños en viviendas y edificios, caída de árboles y postes de las líneas eléctricas derribados, aunque sin víctimas que lamentar.

El gobernador de Puerto Rico, Ricardo Rosselló informó de que tres personas habían muerto por el paso del huracán Irma por la isla, donde también se registró la caída de árboles y postes eléctricos. En su primera comparecencia tras el paso de Irma por el noroeste de la isla, Rosselló advirtió de que, aunque el Centro Nacional de Huracanes (NHC, en su sigla en inglés) había suspendido el aviso por huracán, las lluvias todavía pueden provocar inundaciones y situaciones de peligro. Explicó que 1.093.643 clientes no tienen electricidad (un 69,66%) y 221.214 abonados carecían de servicio de agua. Además, no habrá hoy clases en los colegios y los funcionarios no acudirán estos días a sus puestos de trabajo.

El Servicio Nacional de Meteorología (SNM) cifró entre 20 y 30 centímetros el agua en la zona montañosa del área este y hasta 20 a lo largo del Río Grande Manatí.

Se esperaba que ayer se registraran 12 centímetros adicionales, incluso en la zona oeste de la isla, por lo que se emitió el aviso de inundaciones.

El gobernador alertó de posibles deslizamientos de tierra y del desbordamiento de afluentes fluviales. Además, en San Juan se registraron olas de hasta 9 metros de altura.

En un informe preliminar, el director de la Agencia Estatal para el Manejo de Emergencias y Administración de Desastres (AEMEAD), Abner Gómez, indicó que los pueblos más afectados son Utuado (centro), Fajardo y Culebra, en el este.

Según los primeros datos, los mayores incidentes registrados se deben a los árboles que obstruían las vías públicas y la caída de postes de electricidad.

De acuerdo con la Policía, hay un total de 6.298 personas refugiadas.

Una mujer perdió la vida electrocutada en su casa en Camuy, otra que estaba encamada y delicada de salud falleció en el hospital en Manatí tras sufrir una caída cuando era llevada a un refugio y un hombre murió en un centro sanitario después de sufrir un accidente de circulación en Canóvanas.

alertasPor su parte, la República Dominicana amplió ayer de 17 a 24 el número de provincias en alerta roja, y mantiene a 5 en amarillo y 3 en verde, por la amenaza del poderoso huracán Irma, que pasa ahora frente a la costa norte del país.

En una rueda de prensa, el director del Centro de Operaciones de Emergencia (COE), Juan Manuel Santos, alertó que aunque el ojo del huracán esté muy al norte del país hay que mantener la precaución.

También explicó que se había decidido elevar a rojo la alerta en algunas provincias porque cuando Irma se sitúe próximo a las islas de Turcos y Caicos, “la cola va a arropar prácticamente todo el territorio nacional” y puede provocar inundaciones. Las provincias en alerta roja son La Altagracia, Seibo, Hato Mayor, Samaná, Espaillat, María Trinidad Sánchez, Puerto Plata, Montecristi, La Romana, Santo Domingo, Distrito Nacional, Pedernales, Barahona, Peravia, Azua, San Cristóbal, San Pedro de Macorís, Monte Plata, Sánchez Ramírez, La Vega, Hermanas Mirabal, Santiago, Duarte y Monseñor Nouel.

El director del COE señaló que había 10 comunidades incomunicadas y 2.055 viviendas afectadas, así como 4.281 evacuados que habían sido llevados a albergues mientras que otras 2.526 personas se han trasladado a casas de familiares.

Las autoridades también han informado de que 7.500 turistas fueron trasladados a hoteles de la capital y Santiago, desde Bávaro- Punta Cana, Puerto Plata y Samaná.