mala suerte con los recién ascendidos

Una extraña maldición

El Athletic recibe el domingo al Girona en un partido marcado por una estadística negativa, ya que solo ha sido capaz de ganar en San Mamés a dos de los últimos diez recién ascendidos

Pako Ruiz - Viernes, 8 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Bilbao- El fútbol suele guardarse ciertas tendencias que se consideran una especie de maldiciones. Una de ellas sacude al Athletic y además ofrece matices extraños y complicados de explicar en un único sentido. El conjunto rojiblanco recibe este domingo, a partir de las 16.15 horas, al Girona, en lo que será el primer partido oficial en la historia entre ambas entidades, lo que es un dato anecdótico y superficial. Sin embargo, la letra pequeña oculta una lectura más profunda. El cuadro catalán, que suma cuatro puntos tras sus dos primeros encuentros en Montilivi frente al Atlético de Madrid y Málaga, es nuevo en la categoría, un recién ascendido, vitola que genera un cierto vértigo en el entorno athleticzale pese a que el equipo de Pablo Machín cuenta con un poderío inferior al de los leones.

La tropa de Kuko Ziganda, no obstante, está avisada. Esta extraña maldición se razona en una estadística que a primera vista sorprende, y mucho. El Athletic solo ha sido capaz de ganar en San Mamés a dos de los últimos diez equipos que han llegado de la hoy denominada Liga 1,2,3, un déficit que ha penalizado a los bilbainos en momentos puntuales. No hay que ir muy lejos para recordar el antecedente más cercano. Ocurrió el pasado 20 de agosto, en plena Aste Nagusia, cuando el conjunto rojiblanco se tuvo que conformar, en el estreno de esta liga, con un empate sin goles frente al Getafe, que el curso pasado ejerció en la categoría de plata.

Ese empate supuso un pequeño bajón en el vestuario, que solo manejaba los tres puntos. La historia de ese encuentro fue muy simple. Se resume en un querer y no poder de un Athletic al que se le atragantan los rivales que le conceden pocos espacios y ante los que le cuesta también activar su maquinaria, ya sea por una motivación tardía o por un planteamiento fallido, entre otras causas. Es un argumento reiterativo en enfrentamientos similares y que no solucionan los leones en la mayoría de los casos.

La pasada campaña es un retrato de esta maldición. El Athletic no pudo en La Catedral con ninguno de los tres recién ascendidos, que firmaron sendos empates, seis puntos que se marcharon de Bilbao y que impidieron a los entonces dirigidos por Ernesto Valverde quedarse con la sexta plaza y no la séptima, que les ha condenado este verano a disputar dos eliminatorias previas para meterse en la fase de grupos de la Europa League, a la que accedió directamente la Real Sociedad, que sobrepasó al cuadro rojiblanco en un solo punto. El empate sellado frente al Leganés en la penúltima jornada de la anterior liga fue la gota que colmó el vaso. Con anterioridad, Osasuna, que no logró mantener la categoría, y Alavés también rascaron en San Mamés para escarnio de los leones, flojos en estos dos derbis.

Son, por tanto, cuatro los recién ascendidos que han sumado consecutivamente en el refugio bilbaino. Hay que remitirse a la campaña 2015-16 para encontrar los datos más amables para el Athletic, que sí venció con holgura a dos de los tres equipos que procedían de la categoría de plata. El Sporting (3-0) y el Betis (3-1) fueron víctimas propicias para los de Valverde, pero no así el Las Palmas, que ofreció un buen fútbol y que se llevó un merecido punto (2-2) en un estresante mes de enero para el Athletic, que hizo frente a una exigente eliminatoria de Copa en medio ante el Villarreal, al que apeó. Peor fue el ejercicio 2014-15, en el que los tres nuevos salieron crecidos de Bilbao. Llamó la atención la derrota ante el Córdoba (0-1), curiosamente en el debut de Iñaki Williams como león. El Deportivo, que empató en tiempo de descuento (1-1);y el Eibar, en la primera campaña de su historia en la máxima categoría;también sumaron.

Partido inéditoEl Girona comparecerá por primera vez desde su creación en La Catedral gracias a su meritorio y brillante ascenso la campaña pasada. Es un debutante, por tanto, en LaLiga Santander y esta estadística tampoco es muy favorable para los intereses del Athletic, que solo ha sido capaz de ganar a cuatro de los últimos once equipos que se estrenaban en Primera División y que han pasado por San Mamés desde el curso 1994-95.

Seis empates y una derrota, por 1-2 frente al Getafe en la temporada 2004-05, completan la trayectoria del equipo rojiblanco frente a los equipos debutantes. Tampoco salieron derrotados de La Catedral en su primera visita los dos conjuntos extremeños, tanto el Mérida, que logró empatar en la 1995-1996, como el Extremadura, 1996-97. Dos clubes refundados, el Málaga, con un 2-2 en la temporada 1999-2000, y la Unión Deportiva Almería, que empató a un gol en la 2007-08, también sumaron en su debut en San Mamés. Los últimos novatos en sacar un resultado positivo fueron los mencionados Eibar y Leganés.

Recién ascendidos

Athletic-Córdoba 0-1

Athletic-Deportivo 1-1

Athletic-Eibar 0-0

Athletic-Las Palmas 2-2

Athletic-Sporting 3-0

Athletic-Betis 3-1

Athletic-Osasuna 1-1

Athletic-Alavés 0-0

Athletic-Leganés 1-1

Athletic-Getafe 0-0