Brexit

Londres solo aceptará a los comunitarios muy cualificados

Filtran el plan de inmigración del Reino Unido para después de su salida de la UE

Rita Álvarez Tudela. Londres - Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

La filtración del modelo de política migratoria que Reino Unido pondría en marcha tras el Brexit para ampliar las restricciones a la libre circulación “en su forma actual”, sería “catastrófico” para algunas industrias, advirtieron ayer parte de los empresarios británicos. En el plan que lleva por nombre Sistema de Frontera, Inmigración y Ciudadanía después de que el Reino Unido salga de la UE, y que elabora en estos momentos el ministerio del Interior británico, se expone que todos los migrantes de la Unión Europea recién llegados a suelo británico, a menos que sean altamente cualificados, perderán el derecho de vivir permanentemente en la isla y se les debilitarán todos los derechos de reunión familiar. En el documento, de 82 folios y catalogado a fecha agosto de 2017 como extremadamente sensible, se expone que los ciudadanos comunitarios estarán obligados a presentar el pasaporte y no el documento nacional de identidad, además de potenciarse que se le dé prioridad a los ciudadanos británicos a la hora de concederse trabajos.

máximo dos añosEn el documento filtrado al diario The Guardian se propone ofrecer la residencia de los migrantes de la UE durante un máximo de dos años, en una política diseñada para reducir los números actuales de migrantes. Además, destaca que aquellos que tengan “ocupaciones altamente cualificadas” tendrán permiso para trabajar por un período más largo que irá desde los tres a los cinco años. En total, los ciudadanos de la Unión Europea representan alrededor del 7% de la fuerza de trabajo total del Reino Unido (unos 2,2 millones de trabajadores), dependiendo algunos de los subsectores como la enfermería, la hotelera y la hostelería de ellos. “Si estas propuestas se ponen en práctica podría ser catastrófico para la industria de la hostelería del Reino Unido”, advirtió ayer Ufi Ibrahim, director ejecutivo de la Asociación Británica de Hostelería (BHA). Así, desde la asociación calculan que los hoteles, restaurantes y otras empresas de hostelería necesitan al menos de 60.000 nuevos trabajadores de la UE cada año para cubrir las vacantes. En total, estiman que en la actualidad los ciudadanos de la UE representan alrededor del 75% de los camareros, el 25% de los chefs y el 37% del resto de empleados.

En la misma línea, los fabricantes de alimentos y bebidas dijeron que las propuestas filtradas eran alarmantes. “Si esto representa el pensamiento del gobierno, muestra una profunda falta de comprensión de la contribución vital que los trabajadores migrantes de la UE hacen a todos los niveles”, dejó claro Ian Wright, director general de la Federación de Alimentos y Bebidas. Tras la publicación del documento, el ministro de Defensa británico, Michael Fallon, aseguró que Reino Unido no cerrará sus puertas a los inmigrantes comunitarios tras el Brexit. “No puedo fijar las propuestas todavía, no han sido finalizadas, se está trabajando en ello”, dijo Fallon, llamando a que en el futuro la inmigración sea gestionada adecuadamente y sea reducida.