Jonás Ramalho Jugador del girona

Ramalho: “Parecía que iba a tener mi momento en el Athletic, pero no salió”

Relegado a la suplencia tras ser uno de los artífices del histórico ascenso del Girona a Primera, Jonás Ramalho confía en aprovechar sus oportunidades y afronta con “ilusión” el choque de San Mamés

Arkaitz Aramendia - Jueves, 7 de Septiembre de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Bilbao- No es una semana más para Jonás Ramalho (Romo, 10-VI-1993). El exrojiblanco, sin minutos en las dos primeras jornadas de liga, en las que el Girona ha sumado cuatro puntos, confiesa a DEIA la ilusión que le haría jugar el domingo contra el Athletic en La Catedral, donde se reencontrará con viejos conocidos y con el club al que no descarta poder volver algún día si logra demostrar que tiene “un hueco en Primera”. “Para el domingo no firmamos el empate de antemano, intentaremos ganar”, advierte.

Tercera jornada de liga y llega el partido contra el Athletic en San Mamés. Seguro que es una semana especial para usted.

-Sí, hasta ahora lo estaba afrontando con la mayor normalidad posible, pero estos días están siendo ya bastante especiales y diferentes para mí. Escuchar en boca del entrenador los nombres de los excompañeros que voy a tener enfrente es una situación distinta a la habitual.

También le resultará extraño a Gorka Iraizoz. ¿Cómo le ve y cómo cree que será recibido?

-Bien, él está con ganas además. Va a ser un partido muy especial para los dos, incluso más para Gorka quizás, porque ha estado más tiempo allí y ha compartido más momentos con ellos. Ahora pertenece al Girona, para él es una experiencia nueva y está con mucha ilusión de volver a San Mamés. Creo que es otro buen reto para él.

En lo que a usted respecta, ¿ha hablado ya con antiguos compañeros sobre el encuentro?

-Sí, a pesar de estar lejos el contacto siempre lo he mantenido. Me he visto con ellos cuando he ido a Bilbao y también hemos quedado alguna vez que ellos han venido por Girona o Barcelona. Cada vez que podemos nos vemos, nos llamamos o nos escribimos.

¿Qué significaría para usted tener minutos el domingo?

-Además de hacerme mucha ilusión, sería algo muy bonito y especial poder disfrutar de minutos de nuevo en San Mamés. Es algo que me encantaría, pero es el míster quien decide quiénes juegan y hay que respetarlo.

Lo dice porque en las dos primeras jornadas no ha tenido oportunidades, pese a ser uno de los artífices del ascenso el año pasado. ¿Cuál es la explicación?

-Es algo que suele pasar. La temporada pasada jugué casi todos los partidos y minutos en Segunda División, pero este año hay mucha más confianza y han venido jugadores que convencen y gustan al míster. Cuando un equipo sube a Primera y trae a gente buena y de calidad como competencia, el entrenador suele confiar en las primeras jornadas en esos fichajes. Es algo que se respeta y yo entreno y espero mi momento, porque creo que va a llegar y tengo que tomármelo con tranquilidad, al estar donde quiero.

¿Le ha dolido aun así verse relegado a la suplencia después del nivel que ofreció el curso pasado?

-Hombre, a nadie le gusta ser suplente. Todos queremos jugar y tener minutos, pero como digo es el míster quien decide y yo tengo que seguir trabajando a la espera de mi oportunidad.

Tras ascender advirtió a este periódico de su intención de demostrar que tiene nivel para jugar en Primera y en el Athletic. ¿Sigue firme en ello?

-Sí, claro que sí. Siempre he dicho que el trabajo da sus frutos y confío en que mi oportunidad pueda llegar para demostrar que tengo un hueco en Primera División y nunca se sabe si en el futuro, también en el Athletic.

Han pasado seis años desde su debut como león en el Sánchez Pizjuán. ¿Cómo recuerda aquel día?

-No lo olvidaré nunca. Fue muy especial debutar aquella tarde en Sevilla y siempre lo llevaré en el recuerdo.

En categorías inferiores siempre fue uno de los destacados e incluso fue campeón de Europa sub’19. ¿Cómo vivió todas las expectativas que se generaron en torno a usted?

-Cuando era pequeño quizás no era tan consciente, pero ahora al ser más mayor si me doy cuenta de todo lo que se generó entonces. Es pasado, de todos modos. Estoy muy contento con el Athletic, porque es el club que me formó como jugador y que me dio la oportunidad de debutar en Primera División, algo que siempre agradeceré, pero el fútbol es así. Elegí otro camino y lo que quiero ahora es mejorar como jugador en el Girona y demostrar a todo el mundo lo que valgo.

¿Qué piensa al ver que jóvenes como Yeray o Núñez están logrando hacerse un hueco en la primera plantilla rojiblanca?

-El fútbol va por momentos. También hubo uno en el que yo estaba ahí y parecía que iba a tener el mío en el Athletic, pero al final las cosas no salieron como se pensaba. En el fútbol pasan muchas cosas y a día de hoy estoy contento, porque he tenido la suerte de estar otra vez en un equipo que juega en Primera División y espero disfrutarlo.

Usted conoce bien a Ziganda, puesto que le tuvo tres temporadas como técnico en el Bilbao Athletic. ¿Cómo le ve al frente del primer equipo?

-Bien, Kuko es un gran entrenador y estoy contento por él y por el Athletic, porque le tenían que dar esta oportunidad de entrenar al primer equipo. Va a demostrar que vale.

En Pablo Machín, su entrenador, llama la atención la importancia que otorga a los carrileros. Tiene las ideas muy claras.

-Así es. El míster siempre ha jugado con tres centrales y dos carrileros desde que llegó y nosotros nos hemos adaptado bien a ese esquema. En los últimos años nos ha ido muy bien así y seguiremos igual, porque es algo que tenemos patentado y que nos ha funcionando hasta ahora. Somos fieles a nuestro estilo y nos da igual el rival o el campo en el que juguemos. No cambiamos.

Lo que ha cambiado es la propiedad del club. Este año cuentan además con cinco jugadores cedidos por el Manchester City gracias a una singular alianza.

-Sí, en los últimos años ya habían venido otros jugadores. Los que han llegado este verano son futbolistas jóvenes, con mucha progresión y están contentos de estar con nosotros. Todo lo que venga para mejorar la plantilla, bienvenido sea.

¿Qué sensaciones tienen en el vestuario tras las dos primeras jornadas de liga?

-Buenas, porque sacar cuatro puntos de seis es algo que hubiéramos firmado desde el primer momento, aunque ahora es cuando empieza la hora de la verdad al ser más complicado ganar fuera de casa. Nosotros, aun así, estamos contentos con el trabajo que estamos haciendo y nuestra idea es ir a todos los campos a sumar los tres puntos para alcanzar el objetivo de la permanencia lo antes posible.

¿Confía en ganar en San Mamés o firmaría un empate de antemano si pudiera?

-No, vamos a intentar conseguir la victoria. No hay que conformarse con el empate de entrada, siempre hay que ir a ganar y con ese objetivo vamos a salir en San Mamés, porque nunca se sabe dónde puedes vencer o perder. Es lo bueno y lo bonito que tiene el fútbol.

Uno de los jugadores a los que deberán atar en corto es a Iker Muniain, con quien le une una gran amistad.

-Sí, el año pasado ya demostró que vuelve a ser el Iker que todo el mundo esperaba y me alegro mucho por él. Compartimos juntos la mala experiencia de nuestras graves lesiones de rodilla, eso quizás nos hizo más fuertes a los dos y me alegro muchísimo de que las cosas le vayan bien.

Quien no se sabe si estará disponible para el domingo es Aduriz. Sufre una lumbalgia aguda y es duda.

-Algo nos ha comentado el míster de que Adu estaba mal de la espalda, pero el Athletic tiene muy buenos futbolistas arriba y gente que también puede jugar en su puesto y hacerlo bien. Aun así, personalmente creo que Adu va a llegar al partido, porque es un jugador muy profesional y va a querer jugar.

¿Hasta dónde cree que puede llegar el Athletic esta temporada, sabiendo que la Europa League es el gran reto?

-Me alegré por la clasificación para la fase de grupos. Espero que lo hagan bien en la Europa League y que en liga queden lo más arriba posible. Los objetivos suelen ser esos cada año y también intentar llegar a alguna final y ganar algún título.

En cuanto a usted, ¿con qué se daría por satisfecho al término del curso?

-Me encantaría terminar la temporada habiendo jugado el máximo número de partidos y minutos posible a muy buen nivel para demostrar a todo el mundo, como he dicho, que valgo para Primera División y que me tengan en cuenta.