cartas al director

La Isla de los Faisanes

Javier Sagastagoitia Hernani - Sábado, 12 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Leí con atención un artículo de Teresa Reina, titulado Los faisanes, una isla con custodia compartida. Habla de la importancia histórica y estratégica de la Isla de los Faisanes, ese bello rincón entre Irun y Hendaia, en el que Felipe IV de España y Luis XIV de Francia firmaron, en 1659, el Tratado de los Pirineos que, según la periodista, sería “un símbolo de paz muy importante para Europa”. Por tal motivo, el alcalde de Irun, Santano, acondicionará esta zona para popularizar el lugar y que la gente pueda disfrutarlo. En ese tratado, conviene saberlo, ambos reyes estructuraron las nuevas fronteras entre Castilla y Francia. Los territorios navarros de Lapurdi, Benavarra y Zuberoa serían, en adelante, territorio francés. Así de simple. La Revolución francesa, más tarde, en 1791, decidió la división de Francia en 83 departamentos y las antiguas provincias navarras fueron astutamente diluidas y alineadas en la gran región de los Pirineos Atlánticos, con capital en Pau. Los vascos no tenemos mucho que celebrar en la Isla de los Faisanes. Antes, era un río tranquilo, el Bidasoa, el que nos separaba de los territorios de Iparralde. Ahora son los gendarmes franceses.