Peregrinaje desde Logroño por devoción

Un sacerdote fleta un autobús cada año a Bilbao para visitar a la Virgen

Un reportaje de Sandra Atutxa - Sábado, 12 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

POR devoción, por promesas o simplemente por tradición, son miles las personas que peregrinarán el próximo martes hasta la colina en la que se ubica la basílica de Begoña en Bilbao. Sin embargo, el fervor por la Amatxu supera los límites del territorio vizcaino. Desde hace años, un autobús lleno llega a Bilbao procedente de la localidad riojana de Logroño. La iniciativa parte del párroco de la catedral, Manuel Iñiguez, y de Fernando Ellakuria, un bilbaino bautizado en la basílica y que vive y trabaja en Logroño. “Para nosotros la Amatxu de Begoña es muy especial”, destaca el sacerdote. Por eso intentan ser fieles, tanto al 15 de agosto o el 11 de octubre, día de la festividad de la Virgen de Begoña. “El año pasado no pudimos ir en agosto y la gente llevaba todo el año pidiéndome que organizásemos el autobús”, relata Iñiguez.

Un cartel anunciaba la convivencia para ir a visitar a la Amatxu y, según explica el párroco de la catedral de Logroño, el autocar se llenó en poco tiempo. “Están apuntadas 62 personas. Desde hace semanas está completo y hay al menos una lista de diez personas que se han quedado fuera. Tiene mucho éxito”, comenta.

El cariño por la Amatxu de Begoña no entiende de fronteras. “Estamos deseando de que llegue el día. Recorreremos los kilómetros que separan Logroño de Bilbao para unirnos como dos gotitas de agua a todo el amor que le tenías a la Virgen de Begoña”, añade, emocionado, el sacerdote.

Tal y como comenta el responsable de la catedral de Logroño, la Amatxu de Begoña es muy querida en tierras riojanas. “Aquí hay muchas señoras que llevan el nombre de Begoña”, asegura. Y prosigue: “Devoción a la Virgen hay en todos los sitios. Aquí también tenemos a nuestra patrona, la Virgen de Valvanera, a la que queremos, pero tenemos un especial cariño a vuestra Amatxu de Begoña”. De hecho, recuerda Manuel Iñiguez cómo siendo un niño su madre tenía en un portarretratos la imagen de la Virgen de Begoña. “La tenía plastificada”, apunta emocionado. El próximo martes, 15 de agosto, el grupo de feligreses de Logroño no faltará a su cita con la Amatxu. Bien temprano, sobre las 08.30 horas, partirá desde Logroño el autocar con las 62 personas. “Hay gente muy mayor, de 90 años, que no se pierde la visita”, cuenta Iñiguez.

Parada en PlentziaEl viaje a tierras vizcainas tiene una primera parada en la localidad costera de Plentzia por donde dan un vuelta y aprovechan para almorzar. Ya por la tarde, emprenderán de nuevo la marcha para viajar hasta Bilbao y acercarse hasta la colina donde les aguarda la Virgen de Begoña. “Entramos en la basílica y si podemos nos suele gustar cantarle una canción”, explica el párroco. Iñiguez oficia de manera conjunta con otro sacerdote una de las misas que se le dedican a la Amatxu. “Es un momento especial, que vivimos con mucha ilusión todas las personas que compartimos este día en paz y alegría”, explica. El viaje cuenta con un guía especial, Fernando Ellakuria.

Tal y como destaca el párroco de la catedral de Logroño, se trata de una persona excepcional y un guía excelente que, curiosamente, fue bautizado en la misma basílica de Begoña. Desde hace años, Fernando trabaja en Fundación Cultural Recreativa Cantabria, una institución riojana y es el guía de lujo con el que cuenta este grupo de devotos de la Virgen. “Nació en la misma calle Buenos Aires de Bilbao”, apunta.

Las 62 personas ya tachan los días para que el 15 de agosto puedan emprender el viaje a tierras vizcainas. “De lo que se trata es de disfrutar de la jornada y de convivir en grupo”, concluye Manuel Iñiguez.