Tras su regreso en 2013

Beñat renueva sus galones y cumple su quinta temporada consecutiva como rojiblanco

El de Igorre, que mantiene su rol de actor principal con Ziganda, alaba el trabajo en las jugadas de estrategia y advierte que se encuentra “muy bien” físicamente

Arkaitz Aramendia - Viernes, 11 de Agosto de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Lezama- El Athletic, en medio de una intensa semana de entrenamientos, completó ayer la penúltima sesión previa al partido de mañana ante el Alavés en Lasesarre. La cita, correspondiente a la primera edición de la Euskal Herriko Txapela, servirá a José Ángel Ziganda para volver a ver en acción a sus pupilos, quienes afrontarán el jueves de la próxima semana un nuevo partido de máxima trascendencia con el Panathinaikos como rival. En territorio griego volverá a asomar Beñat Etxebarria como jefe de la sala de máquinas rojiblanca. El de Igorre, que cumple su quinta temporada consecutiva como león tras su regreso a Bilbao en el verano de 2013, mantiene con Kuko el rol de actor principal que le concedió Ernesto Valverde en sus dos últimos cursos al frente del banquillo rojiblanco.

Por sus botas, no en vano, pasan gran parte de los balones en la renovada propuesta futbolística de un equipo que mantiene aun así sus principales señas de identidad. Las jugadas de estrategia también llevan su nombre, al ser el encargado de poner el esférico en juego y posibilitar así que la pizarra de Kuko dé sus frutos, tal y como ha sucedido en un buen puñado de encuentros. “El míster trabaja bien el balón parado, es una de las cosas buenas que tenemos y debemos seguir trabajando en ello para que nos dé más goles a final de año”, apuntó al respecto Beñat, quien destacó que el técnico navarro “tiene sus matices” respecto a Valverde, así como “pequeños detalles con los que intenta que mejoremos”. “A partir de ahí, intenta que mantengamos aquello que hacíamos bien”, agregó el centrocampista rojiblanco, quien resaltó que a título individual se encuentra “con mucha confianza y muy bien físicamente”.

“Espero hacer una buena temporada”, incidió Beñat, que también lanzó un guiño a sus compañeros al manifestar que el equipo “está trabajando bien” en una semana marcada por una elevada carga de trabajo al no haber disputado partido alguno desde el pasado sábado. Mañana será el día en el que los leones vuelvan a escena en un derbi contra el Alavés que resulta “bonito” y “especial” a ojos del de Igorre. “Aunque siempre salimos a ganar, quizás sea menos amistoso que los otros partidos que hemos jugado”, explicó el centrocampista del Athletic, que mira de reojo al play-off de acceso a la fase de grupos de la Europa League de la próxima semana. “Queremos seguir en Europa y hacer un año bonito en todas las competiciones. Eso pasa por superar la próxima eliminatoria. Todavía no hemos visto nada del Panathinaikos, pero tenemos tiempo para preparar bien ese primer partido”, apuntó Beñat, sabedor del “gran ambiente” que acostumbra a vivirse en Grecia.

Será allí donde los hombres de Ziganda deban dar el próximo jueves el primer paso a fin de superar un cruce en el que el sorteo volvió a resultar adverso para los intereses del Athletic, al tocar el rival más complicado de cuantos asomaban como posibles oponentes. Al menos, así lo entiende Beñat, quien reconoció ayer que “en las dos eliminatorias nos han tocado los rivales más difíciles, pero sabemos que somos muy difíciles de batir si hacemos bien las cosas”. Tanto es así que el de Igorre añadió que en Grecia “si salimos al cien por cien es difícil que no saquemos un buen resultado”. Ese será el principal objetivo del Athletic en el primero de los dos envites contra el Panathinaikos, rival al que los rojiblancos intentarán convertir en su segunda víctima del curso tras dejar en la cuneta al Dínamo Bucarest de Cosmin Contra.

Vesga y San José, “similares”En cuanto a su tarea en el centro del campo y su acompañante de turno, con Vesga y San José como principales candidatos a hacerse a corto y medio plazo con la titularidad ante la baja por lesión de Iturraspe, Beñat dejó claro ayer que ambos futbolistas, al igual que el resto “son buenos jugadores” y que no modifican en ningún sentido su función en la medular. “No me cambia nada que juegue uno u otro, siempre intento hacer lo que sé y Vesga y San José tienen características parecidas, por no decir que iguales, por lo que me limito a intentar hacer lo que sé”, reflexionó el organizador vizcaino, que figura con galones renovados en los primeros compases de una temporada en la que el Athletic volverá a estar inmerso en tres competiciones. En todas espera dar la talla, junto al resto del equipo, un Beñat que confía en sus cualidades para volver a comandar el centro del campo rojiblanco bajo la batuta de Ziganda.