Mateo Balbuena, memoria viva de la guerra en Amurrio

Formó el Batallón Leandro Carro y a sus 104 años asistió al homenaje de ‘Tarín’

Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

Amurrio - Como invitado de excepción en el homenaje al recientemente fallecido miliciano ugaotarra estaba Mateo Balbuena Iglesias. Veterano del ejército republicano, es natural de León, aunque se crió con unos amigos de sus padres en Gijón, donde adquirió, además de su formación académica, su vinculación con el pensamiento comunista hasta el punto de que participó activamente en la revolución del 34.

En su juventud fue líder de las Juventudes Socialistas Unificadas en Barakaldo y tras el golpe militar se enroló en una columna de voluntarios organizada para socorrer a los defensores de la legalidad republicana en San Sebastián. Fue su primer contacto con el conflicto armado, pero no el único.

De hecho, Balbuena fue teniente del batallón comunista y socialista Leandro Carro que contribuyó a la conquista y defensa del monte San Pedro y combatió también en las cimas de Sobrehayas y Txibiarte hasta la inevitable retirada. Por eso era tan importante su presencia, porque a sus 104 años de edad puede que sea el último superviviente y testigo directo de aquellos dramáticos acontecimientos bélicos que le marcaron hasta tal punto que su actual residencia se encuentra en Lezama.

Desde allí puede divisar el monte San Pedro, donde pasó semanas metido en sus trincheras defendiendo la línea entre Amurrio y Orduña. Ahora, en la tranquilidad de su vejez, pasa la mayor parte de tiempo en la biblioteca de su casa, leyendo y escribiendo libros, y con rutinas sorprendentes para un centenario como bajar los viernes a hacer la compra a Amurrio, un paseo de siete kilómetros hasta el casco urbano que aún hace a pie. Y caminando bajó el sábado la cumbre de Txibiarte, esa en donde tantas penurias vivió junto a otros compañeros por la defensa de esas posiciones ante el avance franquista.

Y no solo combatió en Euskadi, ya que Balbuena también estuvo en Asturias, pasó a Francia y llegó a entrar a Cataluña, de donde huyó tras el hundimiento republicano en la mítica batalla del Ebro. - S. M.