Saborit regresa a Suiza

Pendientes de los los isquiotibiales de Laporte

El central no se ejercitó ayer, Iñigo Lekue trabajó al margen y Enric Saborit regresó a la concentración

Aitor Martínez - Lunes, 17 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

CRANS-MONTANA- La última sesión de entrenamiento del Athletic en Crans-Montana, pues el equipo se dirigirá esta misma mañana a Yverdon-les-Bains, donde a partir de las 20.00 horas disputará ante el Fenerbahce su tercer y último encuentro del stage de pretemporada en tierras suizas, estuvo marcado por la ausencia de Aymeric Laporte, quien se quedó en el hotel de concentración del equipo y no acompañó a sus compañeros en la sesión matinal de ayer. El central solo pudo disputar los 30 primeros minutos del partido del sábado ante el Sion debido a unas molestias en los isquiotibiales de su pierna izquierda. José Ángel Ziganda avanzó tras el choque que le sustituyó por precaución y que Laporte no le pidió el cambio.

Ante esta situación, no parece que vaya a jugar esta tarde ante el conjunto turco. El estreno en competición oficial, que será el próximo día 27, asoma a la vuelta de la esquina y asumir riesgos a estas alturas del verano no parece la decisión más acertada. El jugador no mostró excesivos síntomas de dolor tras el encuentro y siguió la segunda parte desde la zona de vestuarios. Allí, los fisios y médicos no parecían excesivamente preocupados tampoco y todo apunta a que se trata únicamente de una sobrecarga.

Ligeras molestias arrastra también Iñigo Lekue, si bien se desconoce dónde. El lateral se ejercitó ayer al margen y se dedicó únicamente a realizar carrera continua en compañía de Xabi Clemente. La principal novedad fue el regreso de Enric Saborit. El catalán tuvo que abandonar la concentración por motivos personales y llegó a Crans-Montana pasadas las 23.30 horas del sábado. Ayer, además, recibió la visita de unos familiares en el entrenamiento.

SABIN, CON GANAS En otro orden de cosas, Sabin Merino reconoció tras el choque ante el Sion que esta pretemporada “es importante” para él y que está “con muchas ganas”. Lamentó que el año pasado tuviera “bastantes problemas de lesiones”, especialmente con la pubalgia, pero dijo encontrarse “bastante bien”. En la que será su tercera temporada en el primer equipo, el de Urduliz confía en “poder jugar y aportar cosas al equipo”.