estuvieron perfectos en la recuperación de balón

Ritmo y goles ante el Sion

El Athletic estrena su casillero de victorias en pretemporada con un meritorio triunfo por 0-2 ante el Sion.

Aitor Martínez. Enviado especial - Domingo, 16 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

LENS - Dos goles, uno en cada parte, y mucho ritmo con el balón en los pies. El Athletic de José Ángel Ziganda se repuso con un ejercicio de calidad de la derrota sufrida el pasado miércoles ante el Basilea en el primer encuentro amistoso de la pretemporada. El Sion, un conjunto mucho más rodado, que como los leones disputará la tercera ronda previa de la Europa League si bien su debut oficial llegará el próximo fin de semana con la disputa de la primera jornada de la liga suiza, no fue rival para los rojiblancos, muy serios en todas sus líneas. La energía que transmite Kuko en cada sesión de trabajo se trasladó ayer al terreno de juego y el equipo mejoró notablemente sus prestaciones con respecto a las del primer envite, si bien la entidad del Sion no es la del Basilea, ni mucho menos. Además de la buena circulación de balón y las numerosas recuperaciones, el equipo evidenció una notable mejoría en defensa.

De entrada, parecen claros los dueños de algunas demarcaciones. Tal y como sucediera en el estreno ante el Basilea, Ziganda alineó en la medular a Mikel Vesga, en quien parece tener mucha confianza, y Beñat Etxebarria. En el eje de la zaga repitió Aymeric Laporte, aunque en esta ocasión con Mikel San José, que disfrutó de sus primeros minutos de la pretemporada, como pareja de baile; mientras que Aritz Aduriz y Sabin Merino salieron de inicio en la posición de extremo izquierdo y ariete, respectivamente. Además, Iago Herrerín e Iñigo Lekue también repitieron de inicio, aunque el lateral jugó en el costado izquierdo. Óscar de Marcos, Markel Susaeta y Ager Aketxe completaron el once. No hubo novedades en el sistema, pese a que el cuerpo técnico intuía de antemano que el Sion iba a jugar con una línea de tres centrales, como así fue.

Pese a poblar el centro del campo, el equipo suizo estuvo casi toda la primera parte a merced del conjunto rojiblanco, que dominó el encuentro a su antojo. Sin una presión elevada, Vesga, Beñat y un omnipresente Aketxe, especialmente en la primera media hora de juego, se adueñaron del balón. Este pareció quemarle al Sion, que apenas fue capaz de retenerlo durante unos pocos pases. El acierto en la presión, con Sabin Merino cerrando bien el centro, facilitó las continuas recuperaciones de balón. Esa es, precisamente, la faceta en la que más se le exige a Vesga, pues conocidas son sus virtudes con el balón en los pies. Ayer, destacó también sin él, como evidenció en el primer tanto de la tarde.

Este llegó a los 37 minutos de juego después de que el defensa del Sion Zverotic no acertara a despejar e introdujera el balón en su propia portería. Gran parte del mérito fue de Vesga, que recuperó cerca del borde del área rival, asistió en largo a Aduriz y su centro, dirigido a Sabin, con la caña preparada para rematar, fue desviado a gol por el defensor rival. El gol, eso sí, bien pudo haber llegado antes, pues el Athletic hizo todo lo posible para superar la meta de Mitryushkin, aunque la faltó algo de puntería.

Aketxe fue el más incisivo en la búsqueda del gol y lo intentó hasta en tres ocasiones con su exquisita zurda. Primero, de falta; después, desde la frontal; y, por último, desde dentro del área, pero solo este generó peligro real. Ninguno de los disparos, eso sí, encontró portería. Sí lo hizo Sabin, bastante activo en ataque. Goleador ante el Basilea, ayer a punto estuvo de marcar de nuevo. En el minuto 18, recuperó un balón cerca de la frontal, pero se precipitó en el disparo y el guardameta le adivinó las intenciones. Poco después, ni él ni Aduriz adivinaron a mandar el balón entre los tres palos con sendos testarazos.

PRECAUCIÓN CON LAPORTE La tarde, sin embargo, no pudo ser redonda. A la media hora de juego de la primera mitad, Laporte tuvo que abandonar el terreno de juego aquejado de unas molestias en los isquiotibiales de su pierna izquierda. Fue tratado en la banda y se retiró a vestuarios con hielo en la zona afectada. Está por ver si el contratiempo le permite llegar a tiempo al debut europeo del próximo 27 de julio ante el Dinamo Bucarest, aunque todo apunta a que se trata de una sobrecarga.

Esa fue la única nota negativa de la tarde. Tal y como era de esperar, Ziganda movió el banquillo y alineó un equipo totalmente distinto en la segunda mitad. Se estrenaron Unai Simón, Unai López, Asier Villalibre y Javier Eraso, por quien suspira el Alavés. Ninguno de ellos jugó ante el Basilea y ayer disputaron sus primeros minutos del verano. Ander Iturraspe e Iñigo Córdoba, como ya hicieran el miércoles, fueron de los más destacados cuando les tocó jugar. El centrocampista movió el balón con criterio y lideró el juego desde la medular. El extremo, por su parte, demostró de nuevo el desparpajo que le ha traído a esta pretemporada e intentó desbordar en numerosas ocasiones. También Unai Núñez, con un par de buenas acciones defensivas volvió a dejar su impronta.

El segundo gol, obra de Raúl García, guardó ciertas similitudes con el primero. De nuevo, llegó tras un robo de balón, en esta ocasión de Villalibre, quien conectó con Córdoba para que este asistiera al navarro, que no perdonó desde la altura del punto de penalti. Era el minuto 53 del encuentro y si bien el equipo no alcanzó el nivel de la primera mitad, la seriedad fue la tónica dominante también en los segundos 45 minutos. Mediado el segundo acto, Muniain reemplazó a Raúl García en la media punta. Cabe destacar que ni Herrerín ni Simón, los dos guardametas que jugaron ayer, tuvieron excesivos problemas para desbaratar las intentonas del Sion. Un rival que apenas inquietó al Athletic, que se encontró con la victoria en su segundo encuentro de preparación.

SION: Mitryushkin; Zverotic, Cümart, Ricardo; Adao (Min. 46, Milosavljevic), Lüchinger (Min. 72, Maceiras), Karlen (Min. Toma), Constant, Dimarco (Min. 83, Cunha); Konaté (Min. 72, Bertelli) y Schneuwly (Min. 83, Follonier).

ATHLETIC: Herrerín (Min. 46, Simón); De Marcos (Min. 46, Bóveda), San José (Min. 46, Núñez), Laporte (Min. 30, Etxeita), Lekue (Min. 46, Balenziaga); Vesga (Min. 46, Iturraspe), Beñat (Min. 46, Eraso), Susaeta (Min. 46, Unai López), Aketxe (Min. 46, Raúl García y Min. 69, Muniain), Sabin Merino (Min. 46, Córdoba) y Aduriz (Min. 46, Villalibre).

Goles: 0-1: Min. 37; Zverotic, en propia puerta. 0-2: Min. 53; Raúl García.

Árbitro: Lionel Tschudi (Suiza). Amonestó a San José, Córdoba y Milosavljevic con cartulina amarilla.

Incidencias: 1.600 aficionados, varios de ellos con camisetas del Athletic, en el Stade du Christ-Roi de Lens.