hasta junio 16 millones de toneladas

El tráfico del Puerto de Bilbao aumenta pese a la huelga y la parada de Petronor

La reactivación de siderurgias como la ACB permite a los muelles vizcainos salvar el conflicto de la estiba y crecer un 4%

Adrián Legasa - Sábado, 15 de Julio de 2017 - Actualizado a las 06:09h.

bilbao - El Puerto de Bilbao ha salvado los obstáculos y ha logrado cerrar la primera mitad del año en positivo. Según explicó ayer el presidente de la Autoridad Portuaria, Asier Atutxa, Bilbao ha movido hasta junio casi 16 millones de toneladas, un 4% más que el año pasado. El repunte tiene su valor en un contexto marcado por la huelga de estibadores a raíz de la reforma del Gobierno español, ya finalizada pero que ha condicionado el ritmo de trabajo en los muelles del Estado en la primera parte del año. Bilbao se sobrepone también a otra circunstancia negativa como es la parada técnica que llevó a cabo Petronor entre enero y marzo.

El balance es “satisfactorio” para el presidente de la Autoridad Portuaria, que calcula que el ejercicio 2017 terminará con un incremento algo más suave de la actividad, en el entorno del 2,5%. Y es que la mejoría hasta verano es notable y contrasta con la pequeña caída producida en la primera mitad de 2016. El año pasado pesaba la delicada situación que vivían industrias con gran impacto en los muelles vizcainos como la ACB, cuya reactivación ha sido un alivio para la instalación portuaria.

El aumento del 4,14% del tráfico en este primer semestre, 632.000 toneladas más, se asienta en la recuperación del movimiento de los graneles líquidos, sobre todo gas natural y gasoil, que suponen más de la mitad del movimiento total de puerto. En cambio, el crudo y la gasolina bajan precisamente a causa de la parada de Petronor, la mayor en la historia de la refinería de Muskiz. Los graneles sólidos, a su vez, presentan un pequeño descenso en relación a 2016.

Otra de las claves de los buenos resultados es el repunte de la mercancía general, la que más valor añadido genera para las empresas del puerto, y aquí resulta vital la recuperación de los movimientos vinculados a la siderurgia.

El sector vasco del acero vivió el año pasado una situación muy complicada. A la parada y posterior reestructuración de la ACB de Sestao hubo que añadir las dificultades que vivieron algunos fabricantes de tubos como Tubacex o Tubos Reunidos con el frenazo de la actividad del sector oil&gas. La reactivación “moderada” de esta actividad ha permitido que el movimiento portuario que depende de estas dos empresas haya repuntado, como lo ha hecho también el tráfico vinculado al conjunto de la siderurgia. Registra un fuerte aumento también el movimiento en los transportes especiales sobre todo gracias a la buena salud de la industria eólica, explicó la Autoridad Portuaria.

En definitiva, la progresiva recuperación de la actividad industrial ha servido para compensar las dificultades a las que ha tenido que hacer frente la instalación portuaria vizcaina en la primera parte del año.

El obstáculo más significativo, y que ha condicionado la vida en el puerto en los últimos meses, ha sido el conflicto desatado en la estiba a raíz de la aprobación de la reforma del sector por parte del Gobierno español. Han sido casi cinco meses de conflicto laboral en los que se han convocado numerosas jornadas de paro.

Aunque no todas ellas se llevaron finalmente a cabo, lo cierto es que la llamada sindical tuvo un gran seguimiento en el colectivo de trabajadores, de forma que hubo varias jornadas a principios de junio de paro casi total en los muelles del Estado, incluido el de Bilbao. Las empresas se han quejado de que la actividad de carga y descarga en los buques ha sido menor de lo habitual a lo largo de todo el conflicto, que se ha prolongado finalmente casi cinco meses.

menos contenedores Según explicó ayer el puerto, la mercancía general en contenedor, la más perjudicada por los paros en la estiba, presenta un ligero descenso inferior a un punto en el total de carga y de menos de dos puntos en el número de contenedores ya que “estos han venido más llenos”, dijo Atutxa, que explicó que los 5.000 contenedores perdidos por los paros de junio han ido por carretera hacia el norte de Europa.

Esa pérdida deja a Bilbao con 42 buques de contenedores menos, si bien la bajada en el número de barcos “se compensa de alguna forma” con el incremento del tamaño de los mismos, “siguiendo la tendencia gradual en busca de economías de escala”, explicó la Autoridad Portuaria.

En el total de barcos se produce un repunte de cinco unidades respecto al año pasado hasta 1.386, con un incremento en su carga media del 4%.

En cuanto a los mercados, casi el 40% del tráfico tiene como origen o destino Europa Atlántica. El segundo mercado es América del Norte y el tercero, África. Reino Unido, México, Rusia y Estados Unidos encabezan el ranking por países, siendo también Reino Unido el que más crece junto con Brasil, Nigeria y Turquía.

Tras valorar positivamente el crecimiento de la actividad, Atutxa indicó que Bilbao sigue siendo “la referencia” en el norte de España y que espera consolidarse en esa posición con los avances que se darán en los próximos años gracias al plan estratégico para el periodo 2018-2022.

tráfico del puerto

destinos

39%