rueda de prensa de Xabier Sagredo

La BBK creará un Fondo de Estabilización de 100 millones en cinco años

Garantizará la estabilidad a futuro del presupuesto de Obra Social y fortalezca el patrimonio de la fundación

BBK creará un Fondo de Estabilización, dotado con cerca de 100 millones euros en los próximos cinco años, que garantice la estabilidad a futuro del presupuesto de Obra Social y fortalezca el patrimonio de la fundación, según ha anunciado este martes, en rueda de prensa, el presidente de BBK, Xabier Sagredo.

EP - Martes, 30 de Mayo de 2017 - Actualizado a las 13:09h.

BILBAO. Esta decisión, ha explicado, viene amparada por la aprobación, el pasado 26 de mayo, por parte del Consejo de Ministros, del Real Decreto 536/2017, que modifica el Real Decreto 877/2015, de 2 de octubre, de desarrollo de la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias, y que posibilita que la Fundación Bancaria BBK disponga de un plazo de ocho años, tres más de los establecidos inicialmente, para dotar el Fondo de Reserva de 235 millones de euros exigido por el Banco de España.

Sagredo, que ha comparecido en Bilbao acompañado del secretario general del Patronato BBK, Javier Aldazabal, y del subdirector general de BBK, Iván Francisco, ha destacado que el texto de este nuevo Real Decreto "supone un espaldarazo al proceso de desvinculación que las fundaciones bancarias están llevando a cabo respecto a las entidades de crédito de las cuales son accionistas, objetivo que es perseguido por la Ley de Cajas de Ahorros y Fundaciones Bancarias".

Asimismo, ha destacado que el nuevo Real Decreto "amplía a ocho años el plazo máximo en el que se debe constituir el Fondo de Reserva en lugar de los cinco años que establecía el Real Decreto anterior", y sitúa en el 30% el porcentaje de los dividendos percibidos anualmente que las fundaciones bancarias deben destinar como mínimo a la constitución del Fondo de Reserva, cuando la normativa hasta ahora en vigor situaba ese porcentaje en el 50%.

Además, contempla la posibilidad de solicitar una prórroga de un año al final del plazo establecido, si existieran problemas o dificultades para dotar el fondo en el plazo establecido, ha apuntado.

Sagredo ha señalado que esta modificaciones "nos otorgan cierta flexibilización en cuanto al plazo y cuantía que anualmente BBK tendremos que destinar a constituir el Fondo de Reserva, por lo que de cumplirse las previsiones financieras elaboradas por el banco dispondremos de cierto margen de actuación con el que hacer frente al resto de obligaciones a las que la entidad está sujeta".

Por ello, Sagredo ha anunciado que, "en cumplimiento con nuestro deber de diversificación de inversiones y gestión de riesgo, y con el objetivo de garantizar una Obra Social sostenible en el territorio de Bizkaia", es intención de BBK constituir un Fondo de Estabilización de su Obra Social "que estará materializado en inversiones que cumplan parámetros de idoneidad en cuando a riesgos, liquidez, concentración, etc.., a los que las inversiones de BBK están supeditadas por el regulador y por nuestra propia política de inversiones".

El presidente de BBK ha explicado que uno de los objetivos últimos de este Fondo de Estabilización son "garantizar la continuidad y la estabilidad presupuestaria de la Obra Social, evitando así la posibilidad de tener que realizar en el futuro ajustes presupuestarios no previstos, algo que nuestra experiencia histórica no lejana nos ha enseñado que puede ocurrir".

Un segundo objetivo de este Fondo de Estabilización sería "contribuir al fortalecimiento patrimonial de la fundación y al cumplimiento de las obligaciones en el ámbito de diversificación de inversiones a las que la Fundación Bancaria estaría sujeta". Asimismo, como tercer objetivo ha indicado que "es deseo de BBK no solo mantener el actual presupuesto que tenemos en la Obra Social sino incrementarlo gradualmente en la medida sostenible que nos va a dar las rentabilidades asociadas a los activos que compongan dicho Fondo de Estabilización".

Respecto a la cantidad que se destinará al Fondo de Estabilización, Iván Francisco ha indicado que, "ahora mismo, no podemos obviar nuestra realidad y es que nuestra única fuente de ingresos procede de los resultados de Kutxabank". "Eso es lo que queremos paliar a través de la constitución de este Fondo de Estabilización, que, si las previsiones que manejamos de resultados del banco a corto plazo se cumplieran, podríamos decir que los próximos cinco años podríamos constituir un fondo cercano a los 100 millones de euros".

Francisco ha indicado que van a tratar de "garantizar a futuro la generación de resultados recurrentes y seguros para el presupuesto de la Obra Social", que ha pasado de un presupuesto de 100 millones de euros a los 30 millones en 2013, cantidad que se mantiene hasta la actualidad. Asimismo, ha recordado que en 2013 y 2014 los dividendos que dio Kutxabank "fueron de 15 millones, por lo durante dos años BBK tuvo que financiar el 50% del presupuesto de la Obra Social con remanentes generados en años anteriores".

En esa línea, Sagredo ha remarcado que su meta es "crear un cartera mix que pueda invertir en participadas de Kutxabank o no, en participadas de aquí o no", pero "lo que tendremos que ver es cómo podemos nosotros conjugar el aportar crecimiento económico, empleo y nuestra riqueza a la sociedad en la que estamos generando nuestro beneficios, y que esta nueva cartera proporcione estabilidad a la propia fundación y a la Obra Social para que no solamente se estabilice la Obra Social, sino que pueda ir creciendo de una manera sostenible".

Por otro lado, Sagredo ha recalcado "la relevancia" que la aprobación nuevo del Real Decreto ha tenido para BBK "al posibilitarnos retornar a nuestros tres ejes históricos de actividad: el negocio bancario, que en estos momentos hacemos a través de Kutxabank y que confirma claros síntomas de recuperación;la Obra Social sostenida, sostenible y con vocación de crecimiento de una manera sostenida en los dividendos que aporta Kutxabank;y el apoyo de proyectos empresariales que esperamos contribuya a generar un mayor crecimiento local y el asentamiento de centros de decisión en Bizkaia".

FONDO DE RESERVA

En cuanto al Fondo de Reserva, Iván Francisco ha explicado que la cuantía es la misma, pero con el nuevo Real Decreto "se flexibiliza el plazo, con lo cual vamos a reducir la cuantía que destinaremos al mismo en los próximos años". "Esa cuantía, a falta de realizar los análisis más detallados, creemos que puede rondar los 20 millones al año", ha indicado, para recordar que hasta diciembre de 2016 el fondo se ha dotado con 57 millones, cantidad que en la actualidad se invierte en "cuentas en efectivo" en depósitos de Kutxabank y "diversificado".

Según ha explicado, según el anterior Real Decreto se debería dotar en 2017 el Fondo de Reserva con 47 millones, pero de acuerdo "con el primer análisis y a falta de que actualicemos nuestro plan financiero y lo presentemos, en el plazo de tres meses, ante los órganos de gobierno competentes, calculamos que esa dotación en este ejercicio 2017 se reduciría hasta los 27 millones", mientras que a la Obra Social se destinarán 37 millones. Francisco ha avanzado que en 2016 BBK ha percibido de Kutxabank en concepto de dividendos 71 millones de euros. "Hemos realizado un presupuesto Obra Social de 30 millones, y generado un excedente de 41 millones de euros, pero hemos dotado 47 millones el Fondo de Reserva, lo que significa que el año pasado se produjo un déficit de recursos en BBK de seis millones de euros", ha explicado.

El subdirector general de BBK ha precisado que "con el Real Decreto anterior la capacidad que teníamos para iniciar el cumplimiento de esa obligación de diversificación la teníamos que diferir en el tiempo, pero el cambio es que el nuevo Real Decreto nos permite iniciarlo mucho antes".